Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo

La patronal estima que unos 15.000 apartamentos turísticos se legalizarán

Aptur reclama al futuro Govern que les consulte tras la ausencia total de diálogo con Bauzá

Aptur defiende que se regule el alquiler de apartamentos para turistas.

Aptur defiende que se regule el alquiler de apartamentos para turistas. M. Massutí

Al menos unos 15.000 apartamentos de Balears se legalizarán para su comercialización turística si los tres partidos que actualmente negocian la constitución del futuro Govern (PSOE, Més y Podemos) cumplen su compromiso de regular esta actividad, según las estimaciones del presidente de la asociación que representa a este sector (Aptur Balears), Juan Estarellas.

Según esta organización, la regularización de las viviendas plurifamiliares que se comercializan para uso turístico, a la que se ha venido oponiendo el Govern del PP, supondría aflorar al menos 60.000 plazas (cuatro por vivienda de media), que actualmente se alquilan bajo la ley de arrendamientos urbanos o en ´negro´, al tiempo que eliminaría la inseguridad jurídica con la que actualmente trabaja este sector.

Según Estarellas, el alcance de esta regulación de los apartamentos turísticos va a depender de la legislación que apruebe el futuro Govern del citado tripartito, en el caso de que finalmente se constituya. Y en este aspecto, el presidente de Aptur hizo un llamamiento para que se consulte a esta asociación a la hora de fijar una nueva normativa, dado que con el Ejecutivo de José Ramón Bauzá estos contactos han sido nulos, según lamentó.

La estimación es que en las islas se dedican al alquiler vacacional unos 40.000 apartamentos, pero solo la mitad ofrecen algún tipo de servicio turístico (como podría ser la limpieza), de los que al menos 15.000 estarían en manos de propietarios dispuestos a regularizar esta actividad.

Los que no incluyen esos servicios, en opinión de Estarellas, deberían quedar al margen de la normativa autonómica y mantenerse bajo las directrices de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

La gran ventaja de la regulación de los apartamentos para visitantes, según afirma el presidente de Aptur, es que permitiría su comercialización por canales turísticos que existen en internet, poniendo fin al veto que se aplica en esta materia.

En cualquier caso, subrayó que su legalización no supone la aparición de nuevas plazas de alojamiento, sino únicamente aflorar algo que ya existe y que además está protagonizando la mejoría detectada en la llegada de visitantes durante los meses de la temporada baja.

El riesgo, según Estarellas, es que empresas promotoras que cuentan con viviendas sin ocupar en las zonas costeras decidan también comercializarlas para uso turístico, de ahí que en su opinión en la normativa que desarrolle el próximo Govern debería fijarse una antigüedad mínima del inmueble para permitir su alquiler a los visitantes. De esta forma, se evitaría que se edificaran nuevos apartamentos exclusivamente para su explotación turística.

Apoyo de otros sectores

Sin embargo, el presidente de la asociación de promotores de Balears, José Luis Guillén, partidario también de que se regulen los apartamentos turísticos, descartó la posibilidad apuntada por Estarellas. Al respecto, afirmó que en las zonas del litoral apenas quedan viviendas sin vender, y consideró que el riesgo de que una promotora se dedique al alquiler vacacional es prácticamente nulo.

Según Guillén, el interés de su sector en que se legalicen los apartamentos turísticos radica en que muchos extranjeros que los compran pretender vivir en ellos unas semanas al año, pero al mismo tiempo poder alquilarlos en los periodos en los que ellos no los usan. El presidente de los promotores consideró fundamental poner fin a la inseguridad jurídica existente en esta materia.

Hay que recordar que otros sectores empresariales de las islas han respaldado la regulación de los apartamentos turísticos, como es el caso del comercio, de las restauración o de las empresas de ocio, bajo el argumento de que es un tipo de visitante que realiza gran parte de su gasto en estos negocios durante su estancia en el archipiélago.

Compartir el artículo

stats