30 de enero de 2013
30.01.2013

El juez acusa a Matas de exigir a un hotelero que le pagara tres mil euros al mes

Castro abre juicio oral contra el expresident del Govern del PP por presunto cohecho - El caso pasa al tribunal del jurado de la Audiencia

30.01.2013 | 07:30
Jaume Matas.
El juez José Castro acusa en un auto al expresident del Govern Jaume Matas de exigir el pago mensual de tres mil euros al hotelero mallorquín Miguel Ramis, hecho que es calificado de presunto cohecho y que será juzgado en la Audiencia por un tribunal popular.
Castro acaba de dictar un auto en el que da por finalizada la instrucción de una pieza separada del Palma Arena, abierta tras saberse que Maite Areal, esposa de Matas, había cobrado importantes sumas de una consultoría y del hotel Valparaíso (perteneciente a la cadena Grupotel) sin haber desempeñado trabajo alguno para ambas empresas.
El instructor, a petición de las defensas, estimó prescrito el supuesto cohecho derivado del dinero abonado a Areal por la consultoría, pero ha seguido adelante con el caso del Valparaíso.
Según la resolución judicial, los hechos se remontan a finales del 2006, cuando Matas, "aprovechando su posición como presidente del Govern balear, contactó con Miguel Ramis Martorell, administrador de la entidad Hotel Valparaíso S.A., (...) al que solicitó le entregara tres mil euros mensuales como regalo".

Mítines del PP
Según la fiscalía anticorrupción, Miguel Ramis admitió los requerimientos de Matas. El auto afirma que el empresario de Muro, "ante la ascendencia que le otorgaba a Jaume Matas el ser president del Govern Balear y presidente del Partido Popular de Balears, y la capacidad e influencia que le presuponía en el cargo, se sintió comprometido" y aceptó la solicitud.
En el hotel se habían organizado actos y mítines del PP. También el Govern había patrocinado eventos celebrados allí.
Para "cubrir las apariencias y aparentar que los tres mil euros al mes eran ingresos oficiales", Matas pidió a Ramis que su empresa simulase contratar a su mujer.
De acuerdo con la versión del juez Castro, el hotelero y exalcalde de Muro ya sabía, desde el primer momento, que Maite Areal "no iba a desarrollar actividad alguna para su empresa y que dicho monto mensual no era más que una simple prebenda o dádiva".
De esta forma la esposa del president del Govern fue contratada por Hotel Valparaíso como relaciones públicas desde el 1 de enero del 2007. Areal cobró en neto casi tres mil euros al mes a lo largo de todo el 2007, más dos pagas extraordinarias.
El total del salario neto recibido por Maite Areal ascendió a 42.112,13 euros.

No fue al hotel
El auto atribuye a Areal no haber realizado trabajo alguno para Ramis en ese año. Tampoco la mujer del acusado, acudió en esos meses a su lugar de trabajo. Areal vivió ese año a caballo entre Palma y Madrid.
El juez coincide con anticorrupción en que se trató de una contratación simulada y que sirvió para encubrir el presunto cohecho.
El hotelero se cansó de pagar sin recibir nada a cambio y "ordenó la rescisión del contrato ante el coste económico que representaba para su negocio abonar una nómina mensual sin contraprestación alguna".
Los fiscales estiman que los hechos son constitutivos de un delito de cohecho, del artículo 426 del Código Penal, vigente en 2007, penado con una pequeña multa de 3 a 6 meses.
Este cohecho castiga a la autoridad, en este caso Matas, que exige o recibe regalos por razón de su cargo y sin contraprestación alguna.
El caso será enjuiciado por un tribunal del jurado. El juzgado de instrucción remitirá la causa a la Audiencia para su enjuiciamiento. Matas, defendido por Miguel Arbona, niega haber cometido cohecho alguno y sostiene que su mujer sí trabajó para el hotel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.