31 de mayo de 2019
31.05.2019

Problemas informáticos ralentizan el escrutinio en la junta electoral de Palma

La aplicación de la nueva empresa de gestión de resultados no dejaba registrar los votos en el ordenador

31.05.2019 | 00:27

Problemas informáticos están retrasando de manera exasperante el escrutinio de los votos de las pasadas elecciones municipales en el partido judicial de Palma, según han informado fuentes próximas a la junta electoral local.

El miércoles se realizó el recuento total de las mesas, pero, por fallos en el programa informático aportado por la nueva empresa de gestión electoral contratada por el ministerio de Interior, no se pudieron registrar en los ordenadores los resultados.

Los funcionarios de la junta electoral de Palma empezaron ayer por la mañana a registrar los datos, pero la tarea era muy lenta por los problemas que seguía dando el programa.

Mientras no se registren los resultados el escrutinio en Palma y en los pueblos que pertenecen a su partido judicial (Calvià, Marratxí, Llucmajor, entre otros) es provisional, según las fuentes informantes.

Inseguridad en los escaños


Las anomalías informáticas están complicando severamente la labor de fiscalización de la junta electoral y han creado una gran inseguridad en el reparto final de los escaños, han apostillado las fuentes.

El recuento del miércoles en la junta electoral provincial, situada en el Palacio de Justicia, también se vio entorpecido por deficiencias informáticas.

Otras fuentes atribuyeron las dificultades técnicas al ministerio de Justicia, "que no ha actualizado los servidores de los ordenadores", lo que estaría impidiendo el normal funcionamiento de la aplicación de la empresa externa.

Los ordenadores de los juzgados, tribunales y fiscalía de Baleares suelen fallar periódicamente y funcionan de manera muy lenta. Tareas que en condiciones normales se harían con un click tardan decenas de segundos.

La Justicia lleva años inmersa en un proceso de digitalización del expediente o papel cero, reforma que, lejos de facilitar el trabajo de funcionarios, jueces y fiscales, ha complicado las tareas cotidianas hasta límites desesperantes. Por otro lado, cada vez que desde Madrid se hacen tareas de mantenimiento o actualizaciones de las aplicaciones se suelen producir en las islas apagones informáticos del sistema.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas