Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Mª José Landaburu (Uatae): "Si los autónomos tienen más derechos habrá menos economía sumergida"

La líder de una de las tres principales organizaciones de autónomos ve "verdes" las negociaciones para que los trabajadores por cuenta propia coticen por sus ingresos reales

La secretaria general de Uatae, María José Landaburu.

María José Landaburu es secretaria general de Uatea, una de las tres principales organizaciones de autónomos en España. Actualmente se encuentra inmersa en las negociaciones para que los trabajadores por cuenta propia coticen en función de lo que el Gobierno ha venido a llamar "ingresos reales". Una negociación para modificar el régimen especial de trabajadores autónomos (RETA) que tiene que estar cerrada antes del 30 de junio y que lleva meses encallada.

Si paráramos a 10 autónomos por la calle, ¿cuántos cree que sabrían que están cotizando por cese de actividad [el paro de los autónomos]?

Seguramente menos de la mitad. Y muchos menos de la mitad lo habrán disfrutado alguna vez, porque ha llegado a prácticamente a nadie en el mundo. La prestación por incapacidad temporal (IT) la conocería alguno más, sobre todo desde la pandemia. Aunque sigue formando parte del imaginario colectivo que un autónomo no puede ponerse enfermo. 

-¿Por qué no ha funcionado hasta ahora el cese de actividad?

-Porque es una prestación que nació muerta. Un comité de expertos ya avisó de que para que cualquier sistema mutualista tuviera sentido tenía que ser obligatorio. Y no empezó siéndolo. Además se combinó perversamente con una suerte de requisitos leoninos. Por ejemplo, tienes que sujetar pérdidas durante todo un año y eso no hay prácticamente nadie que pueda asumirlo. Tienes que acreditar que ha sido en contra de tu voluntad. Y encima la actitud de las mutuas ha sido totalmente cerril. 

-¿Es más difícil que los autónomos entiendan el por qué de la nueva reforma si no conocen que pagar más cuota implica tener más derechos?

-Sí, pero lo que tengo muy claro es que es una reforma muy necesaria. No podemos permitirnos tener una clase A [los asalariados] y una B [autónomos] de trabajadores. Todo el mundo dice estar de acuerdo en eso pero luego todo son excusas. Hace año y medio había gente que decía que los autónomos cotizaran en función de sus ingresos era técnicamente imposible. Ahora la excusa ya no es esa, sino si es el momento idóneo o no o si tenemos o no todos los datos… Argumentos políticos para no tomar una decisión que es imprescindible desde el punto de vista social. 

-La reforma del sistema de cotización lleva varios meses en curso. ¿En la mesa se ha hablado más de cuotas que de prestaciones?

-Sí, absolutamente. Desde el principio desde Uatae hemos exigido a la Seguridad Social una transformación en profundidad de la prestación por cese de actividad. Ellos nos dicen que la tienen pensada, pero no la hemos visto escrita. Necesitamos prestaciones eficientes que protejan a la gente cuando lo necesite. 

-¿Qué importe proponen para el cese de actividad?

-Tiene que tener relación con la cotización del autónomo, exactamente igual que pasa con el paro de los asalariados. 

-El Gobierno prometió a la UE que la reforma estaría aprobada antes del 30 de junio

-Hay que cambiar el sistema de cotización, pero también el de protección. Una cosa sin la otra no tiene sentido para nosotros. Hay que mejorar las prestaciones y rebajar los requisitos para acceder a las mismas. Nuestro objetivo es que los autónomos accedan al Estado del Bienestar y romper ese mantra de que un autónomo es un defraudador. De ello dependen miles de millones de euros en fondos europeos.

-¿Es una ventaja negociar con esa fecha límite?

-Sí. Hace muchísimos años que llevamos oyendo que los autónomos cotizarán en función de sus ingresos y ahora eso va a pasar. Creo que ningún Gobierno se lo ha planteado en serio hasta este. Ha habido una presión desde los grupos políticos, desde las organizaciones de autónomos como nosotros, de los sindicatos…  

-La Cambra de Comerç considera que la propuesta de Escrivá, en tanto que gravará más a quien más ingrese, aumentará la economía sumergida

-¿Por qué? Si un autónomo sabe que necesariamente a lo largo de su vida va a necesitar prestaciones, obviamente va a querer cotizar para tener prestaciones dignas. Todos los asalariados están preocupados por lo que les quedará de jubilación e intentan tener las bases máximas. Con los autónomos tiene que pasar igual. El problema parte de inicio, porque cuando se creó el sistema no era en absoluto protector y entonces, ¿para qué iba a cotizar la gente?

-¿Entonces más derechos será sinónimo de menos economía sumergida?

-Claro.  

-Escrivá sondea un acuerdo a tres años, ¿están a favor?

-No nos gusta, queremos asentar las bases de un sistema más proporcional. Ahora mismo plantear cobrarle 200 euros de cuota a una persona que ingresa 600 euros me parece una barbaridad.

-¿Una cuota mínima menor a 200 euros es una línea roja?

-Lo es siempre que no haya bonificaciones. La protección mínima la queremos, el pago mínimo es lo que no vemos asumible. 

-Es decir, que parte del coste lo asuma el Estado. Hasta ahora Escrivá ha estado en contra…

No es un escenario especialmente exótico, teniendo en cuenta los miles de millones que hasta ahora este país se ha gastado en bonificar contrataciones, impuestos o para la implantación de nuevas actividades. No me parece desproporcionado bonificar a gente que va a sobrecotizar para garantizarles una mínima protección. No debería cotizar lo mismo el obispo de Barcelona que un párroco de Granollers.

-Explíquese.

-Tenemos que estudiarlo muy bien y diferenciar. Por ejemplo, un trabajador que está en pluriactividad y que está protegido como asalariado no hace falta que se le bonifique. 

-Y las bases máximas, ¿hay que destoparlas?

-Si el Gobierno pretende, en el marco de la negociación de pensiones, destopar las bases máximas para los asalariados, ¿por qué no para los autónomos? La negociación está muy verde todavía y eso es porque no se ha afrontado con seriedad por todas las partes desde el minuto cero. No es el momento de que algunos paguen más, sino de que empiecen a pagar por lo que les toca para poder tener prestaciones.

Compartir el artículo

stats