Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hockey línea

La rocambolesca suspensión del partido del Espanya

La Federación obligaba a jugar hoy en Castellón a los mallorquines, con varias bajas tras saltarse el protocolo el Molina Sport, pero acabó aplazando el duelo

Imagen del Espanya-Molina Sport (4-8) disputado el pasado sábado en el Palma Arena

El Espanya HC vivió una tarde-noche de viernes de lo más rocambolesca, casi surrealista. El equipo ya tenía la mente puesta en el partido de esta tarde (19:15 horas) en Castellón cuando recibió una notificación de la Federación Española de Patinaje (FEP) en la que se le exigía unos PCR a los jugadores. ¿El motivo? “Habíamos jugado el sábado pasado contra el Molina Sport y ellos habían comunicado un positivo. Y la FEP nos consideraba contacto estrecho”, señala Miguel Ángel Melchor, vicepresidente del club palmesano de la Liga Elite de hockey línea.

Nada extraño, salvo que el Molina Sport se había saltado el protocolo al informar del positivo este viernes cuando lo conocía desde el lunes (según explicaron desde la FEP al Espanya) y debería haberlo comunicado inmediatamente. Al existir un positivo, los jugadores no vacunados deben pasar una cuarentena y los vacunados una prueba negativa.

A menos de 24 horas para el partido, el Espanya se quedaba sin poder convocar a 3 jugadores (al no estar vacunados no podían viajar) y tenían la obligación de hacer PCR al resto de la plantilla. Materialmente imposible. Perjudicado “deportiva y económicamente” por el proceder del Molina Sport, pide la suspensión del partido. Respuesta negativa por parte del Comité Nacional del Hockey Línea y alternativa de la FEP: “Un test de antígenos, de los que se compran en las farmacias”, señala Melchor.

El Espanya, sin posibilidad de obtener el aplazamiento del encuentro, informa de los test de antígenos. No hay positivos, pero un jugador está con fiebre. Repite la prueba y vuelve a dar negativo. Sin embargo, otro jugador, que no tiene síntomas pero tiene a un familiar que sí los presenta, da positivo en el test de antígenos. Ya eran más de las nueve de la noche del viernes.

Entonces, pasadas las 22:30 horas, la FEP suspende el partido de esta tarde en Castellón “porque hay un positivo” en el Espanya. “Nos sentimos perjudicados. Si el Molina hubiese informado el mismo lunes, o incluso el martes, había tiempo para cambiar de fecha el partido y que nuestros jugadores no vacunados pasaran el confinamiento y a hacer las PCR con tiempo. O al menos para llevar a otros jugadores”, explica Melchor, que añade: “Había un claro perjudicado y dos beneficiados, el Molina Sport y el Castellón”.

“Primero pedimos la suspensión al sentirnos perjudicados, por que nos privaban de varios efectivos, aunque perdiésemos el dinero del viaje. Pero nos dijeron que no era motivo suficiente y nos obligaban a jugar este sábado. Y después, con el positivo en el test de antígeno de la farmacia, suspenden el partido por covid del Espanya”, concluye el vicepresidente del Espanya.

Ahora en el club mallorquín están pendientes de conocer qué decisión adopta el Comité Nacional de Hockey Línea con respecto al Molina Sport.

Compartir el artículo

stats