Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto

El Estudiantes, la visita de un histórico a Son Moix

El Palmer Alma Mediterránea Palma recibe este domingo al millonario conjunto madrileño, que busca un ascenso apremiante

La plantilla del Estudiantes posa de manera desenfadada con su técnico, Jota Cuspinera.

Si años atrás le hubiesen dicho a un aficionado de la isla que el Estudiantes visitaría Son Moix y disputaría un partido de Liga contra un equipo mallorquín, habría pensado que el escenario sería el de la ACB y nunca el de la LEB… Este domingo (17 horas) el Palmer Alma Mediterránea Palma y el Movistar Estudiantes se verán las caras en el partido correspondiente a la tercera jornada de la liga regular de la LEB Oro. Ver para creer.

El Estudiantes, un histórico del baloncesto español, fue fundado en 1948 por un grupo de alumnos del instituto Ramiro de Maeztu, apoyados por el catedrático de latín Antonio Magariños y al no poder competir con el nombre del colegio apostaron por lo que eran, unos estudiantes enamorados del deporte de la canasta. Y con el nombre de Estudiantes empezaron a competir. Fue, hasta 2021, junto al Club Joventut Badalona y el Real Madrid el único club español que había participado en todas las ediciones de la máxima categoría del baloncesto español, desde su creación como Liga Española hasta su sustitución por la Liga ACB. En varias ocasiones deportivamente descendió (2012, 2016 y 2020) aunque lo eludió por motivos administrativos. Sin embargo, la temporada pasada finalizó en la penúltima posición y el descenso se consumó, poniendo punto y final a sesenta y cuatro años en la élite del baloncesto español. 

Estudiantes ha sido cuatro veces subcampeón de la Liga española y tres veces campeón de la Copa. A nivel internacional, desde 1973 ha participado en competiciones europeas en veinticuatro temporadas, jugando la Euroliga, la Recopa, la Copa Korac, la Copa Saporta, la Copa ULEB y la FIBA Cup. 

Este currículum evidencia el enorme prestigio del rival del Palmer Alma Mediterránea Palma. Una vez asimilado el descenso de categoría en mayo la directiva madrileña ha apostado por confeccionar un equipo ganador, un equipo que recobre esta misma temporada la plaza de la liga Endesa. Para poder lograrlo ha mezclado tres ingredientes básicos: el presupuesto más elevado de la categoría, una plantilla de gran calidad y un entrenador top. Será el rival a batir. Todos querrán vencerle y seguramente afrontarán sus encuentros con un plus de motivación. Así se ha demostrado en estas dos jornadas iniciales. En la primera venció con claridad al Lleida por 98-73 y en la segunda también logró la victoria como visitante ante un gran Melilla, pero con muchos más apuros, por 63-76, porque solamente en los minutos finales el conjunto madrileño consiguió romper el partido.

Para dirigir a este elenco de buenos jugadores el club estudiantil ha confiado en Jota Cuspinera. El técnico vasco dirigió al equipo en la segunda mitad de la temporada 2020-21 en Liga Endesa y el club ha seguido confiando en él. No tiene experiencia en la LEB Oro, pero es un entrenador de amplia trayectoria como ayudante y primer entrenador en ACB.

La posición de base está ocupada por el experimentado Lucas Faggiano (32 años y 188 cm), que procede del Acunsa GBC de la ACB y por el canterano Nacho Arroyo (21 años y 187 cm). Conforman una pareja complementaria, que aportan dirección, asistencias, defensa y buenos porcentajes de tiro de larga distancia. 

En la de escolta, el renovado Edwin Jackson (32 años y 187 cm), los canteranos Adams Sola (21 años y 193 cm) y Rubén Domínguez (18 años y 197 cm) y Johnny Dee (28 años y 183 cm), que procede del Acunsa GBC de la ACB, aportan experiencia, juventud y talento. Sola y Domínguez representan la apuesta del club por la cantera y Jackson y Dee la calidad en forma de veteranía. El primero es uno de los fichajes de lujo. Si consigue su mejor versión física, este jugador de ACB y de Euroliga tiene que convertirse en uno de los jugadores más determinantes de la competición. El segundo es un jugador letal desde el 6,75, con un lanzamiento extremadamente rápido y que también suma puntos con sus penetraciones. 

Los encargados de desenvolverse en las zonas de los aleros son Javier Beirán (34 años y 200 cm) y Héctor Alderete (19 años y 202 cm). Beirán, que el año pasado vistió la camiseta del Herbalife Gran Canaria en ACB, posiblemente es el fichaje estrella. Campeón del mundo en 2019. Buen tiro exterior y excelente capacidad para postear a sus defensores. Alderete es otro ejemplo del trabajo de la cantera estudiantil. Jugador talentoso que tiene que sumar gracias a su polivalencia.

Los ala-pívots son Nacho Martín (38 años y 205 cm) y Nemanja Durisic (29 años y 203 cm). Martín jugó la temporada pasada en Valladolid y este año ha regresado al club madrileño en el que jugó en ACB. Buen tiro exterior. Su mayor virtud, su veteranía, que tiene que ser un referente para el equipo. Durisic, que todavía no ha disputado ningún encuentro por lesión, sumó minutos de calidad en ACB el curso pasado. Es un jugador completo, capaz de anotar desde larga distancia y que se desenvuelve perfectamente en la pintura. Una renovación de auténtico lujo.

Y en la posición de pívot aparecen Felipe Dos Anjos (23 años y 218 cm), procede del Bilbao Basket ACB, actualmente lesionado, posee unas condiciones físicas ideales para ser un referente en la zona defensiva y ofensiva; Darel Poirier (24 años y 207 cm), jugó la pasada campaña en el Le Mans Sarthe Basket de la primera división francesa, dominador en la pintura y con buena mano a la hora de lanzar desde 6,75, Nicolás De Jong (33 años y 210 cm), refuerzo temporal para cubrir la baja de Dos Anjos, jugó en el EB Pau-Orthez de Francia y Emil Emilov (19 años y 208 cm), que milita en el Canoe de LEB Plata y alterna participaciones con el primer equipo estudiantil.

Movistar Estudiantes ha confeccionado una plantilla extensa, con jugadores con una gran experiencia en sus mochilas y con jóvenes que buscan sumar minutos en una exigente competición para seguir creciendo y convertirse en el espejo en el que puedan mirarse los muchos jugadores que conforman una de las mejores canteras del baloncesto español. 

Los más optimistas están convencidos de que, con los mimbres actuales, se conseguirá sin grandes dificultades la plaza que otorga el ascenso de manera directa; los hay, sin embargo, que pronostican que tendrán, principalmente los jugadores más veteranos, que adaptarse a esta nueva categoría y tendrán que saber sufrir para conseguir su objetivo, porque jugar con el Estudiantes en la LEB Oro es y será sinónimo de presión.

El Club Estudiantes ha sido también uno de los dos únicos clubes de baloncesto español con equipos en las dos más altas competiciones nacionales masculina y femenina durante varias temporadas. Fue el primer club en tener equipo en la liga ACB y en la primera división femenina al mismo tiempo. De hecho, el Estudiantes femenino tiene el récord de asistencia a un partido de baloncesto femenino en España con 13.472 asistentes, en 2019.

Nombres propios. Jugadores tan ilustres como Fernando Martín, Alberto Herreros, Carlos Jiménez, los hermanos Reyes, Sergio Rodríguez, Vicente Ramos, Gonzalo Sagi-Vela, John Pinone… han vestido la camiseta estudiantil. Y entrenadores como Pepu Hernández, Ignacio Pinedo, Pedro Martínez, Velimir Perasovic, Txus Vidorreta… han ocupado su banquillo.

Hablar de Estudiantes es hablar de la Demencia. Es el nombre que recibe una parte importante de su afición que se ha hecho famosa por su constante aliento al equipo, que tiene sentido por su afición. Ha demostrado siempre su lealtad a los colores, con un apoyo constante, independiente de la victoria o de la derrota. 

En diciembre de 2018 recibió el Premio Valores a la Afición por ser un referente en la defensa de los valores asociados al deporte. Y al hablar de Estudiantes es imposible no mencionar su cantera. Es uno de sus valores referenciales, una de las características esenciales del club. Estudiantes, Demencia y cantera son tres elementos indisolubles y sólidos que dan sentido a una manera de entender y vivir el baloncesto. Un rival gigante para el Palmer Palma. Ahora toca jugar.

Compartir el artículo

stats