Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

El coronavirus los une

Ha tenido que llegar el maldito coronavirus, que tanta desgracia invade nuestras vidas, para que dos enemigos irreconciliables, en las antípodas de todo, como son Luis Rubiales y Javier Tebas, aúnen esfuerzos. Aunque solo sea porque no les quede más remedio y se vean superados por los acontecimientos. El anuncio emitido ayer por la Federación y la patronal era de cajón. No había ninguna otra salida. Y viene a reconocer de alguna manera el error cometido por la Liga, hace solo tres días, de fijar tres posibles escenarios de regreso a la actividad, obviando que el coronavirus sigue su curso y no está pendiente de nadie, y menos del fútbol.

De alguna manera se ha subsanado el fallo. Algo es algo. Todo lo contrario que el Comité Olímpico Internacional (COI) que, erre que erre, sigue sin reconocer abiertamente que los Juegos de Tokio están perdidos. En una postura absurda, se dan de plazo cuatro semanas, sin tener en cuenta que los deportistas no pueden estar parados y que los preolímpicos están a la vuelta de la esquina, si no ya encima de todos. Dos potencias como Canadá y Australia ya han dicho que no acudirán a la cita olímpica, la avanzadilla de lo que se espera una avalancha de países que renunciarán.

Compartir el artículo

stats