07 de abril de 2018
07.04.2018
Baloncesto

El Iberostar visita Coruña con la soga al cuello

El conjunto mallorquín necesita ganar para tratar de salir de la peligrosa zona de descenso

07.04.2018 | 01:09
El Iberostar Palma vive en situación límite a cuatro jornadas para la conclusión de la liga regular de la LEB Oro. Como colistas, el conjunto mallorquín visita hoy tierras gallegas para medirse al Leyma Coruña, a partir de las 20:00 horas, en un partido en el que no hay excusas para el equipo que dirige Félix Alonso.

Ni el rival, ni el pabellón, ni la dinámica, ni nada. El Palma tiene que ganar sea como sea para dar un pequeño paso hacia su objetivo de la permanencia y no meterse todavía en más problemas. Con la zona baja comprimida y con solo cuatro encuentros por disputarse cada victoria es media vida para un equipo que frenó en seco su buena dinámica de resultados con dos derrotas imperdonables ante dos rivales directos, como Clavijo y Sammic Hostelería.

Tropiezos que impiden al Palma certificar su presencia en la LEB Oro otra temporada y que le ha dejado en una situación totalmente preocupante, en el fondo.

El técnico del Palma, Félix Alonso, no puede contar con el base Sergi Costa, por una lesión en la muñeca que le impidió medirse al Sammic y que, probablemente, no le permita estar disponible tampoco el próximo fin de semana ante el Unión Financiera Oviedo.

Ante todo eso, el Palma está obligado a ganar sea cual sea el rival aunque es cierto que Coruña no es el escenario más idóneo para tratar de revertir una dinámica negativa. El conjunto gallego está instalado en la zona de playoff y con una buena oportunidad de seguir escalando posiciones para conseguir un cruce más asequible en primera ronda.

Además, la plantilla que dirige Gustavo Aranzana cuenta con jugadores muy contrastados en la segunda categoría del baloncesto español, como es el caso de Zach Monaghan, Sergio Olmos o Edu Hernández-Sonseca.

Por todo ello, el Iberostar Palma necesita volver a mostrar su mejor versión para optar a un triunfo de prestigio en una cancha complicada y donde las victorias de los visitantes son anécdotas. Eso sí, para el equipo mallorquín su complicada situación convierte en obligado e innegociable lograr el triunfo para descuadrar las cuentas de todos sus rivales directos en su dura pelea por lograr la permanencia.

Campaña más irregular

Una victoria que se presenta similar a la hazaña conseguida hace tres semanas ante el todopoderoso líder, el Cafés Candelas Breogán. Esa es la misión que se impone el conjunto mallorquín, que ha demostrado, en su temporada más irregular en la categoría, ser capaz de lo mejor y de lo peor en poco tiempo.

Capaces de ganar a cualquier equipo de la competición, el Palma tiene que olvidar los dos últimos dolorosos tropiezos para enfocar toda su energía en doblegar al Coruña a domicilio.

Así lo defiende Félix Alonso: "Tenemos que mirar al frente porque seguimos teniendo opciones. Seguimos dependiendo de nosotros mismos y estoy absolutamente convencido de que lo vamos a sacar adelante, aunque es cierto que cada vez tenemos menos margen de error".

Alonso: "Hay que jugar sin pensar en la posibilidad de perder"

La gestión de emociones, y el aspecto psicológico, es clave para jugar partidos bajo la trascendencia del de hoy. Por ello, el entrenador del Iberostar Palma, Félix Alonso, reitera que hay que relativizar lo que hay en juego y quitarle hierro a la situación para afrontar cada partido con más garantías. "Mi mayor preocupación es que no tengamos miedo a jugar. Que lo hagamos con soltura y alegría y no pensar en la posibilidad de perder. Después de la derrota ante el Sammic los jugadores quedaron más tocados que nunca y esto es como el duelo, con el paso de los días mitiga el dolor", explicó el técnico. Alonso reconoció que "el equipo quedó tocado" tras la  derrota sufrida en casa ante un rival directo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook