30 de junio de 2017
30.06.2017
Voleibol

Dramático SOS del Palma

El club busca de forma desesperada un patrocinador que evite su desaparición - Marcos Dreyer acude hoy a la reunión entre clubes para solicitar a la Federación que amplíe el plazo de inscripción

30.06.2017 | 02:28
Marcos Dreyer, dirigiendo un entrenamiento antes de finalizar la temporada.
El futuro del Palma de voleibol es cada día más negro. Hoy se reúnen los clubes con la Federación Española para negociar el calendario de la próxima temporada en la Superliga masculina y Marcos Dreyer, cabeza visible del grupo que lidera el proyecto para mantener al equipo mallorquín en la elite, lo hace con el objetivo de solicitar más ayuda ante las dificultades que se está encontrando para obtener el apoyo necesario con el que salir a competir. Mientras, lanza una nueva llamada de socorro para salvar el club.

"El panorama no es nada bueno", aseguró ayer Dreyer, que "cada vez más difícil" poder sacar un equipo a competir. "Ahora mismo, no es posible. Necesitamos un patrocinador que no encontramos. Lo hemos intentado, pero no se deciden", exclama resignado Dreyer,quien cree que "quizás no se entendió bien" la noticia de que se hacían cargo de la plaza que dejaba el Can Ventura. "Conseguimos que el voleibol no desapareciera en Palma, inscribiendo al equipo en la Superliga, gracias tanto a la ayuda de Damià (Seguí) como de la Federación Española, pero no basta", aseguró.

"Necesitamos un patrocinador que nos permita salir a competir con un equipo de garantías. No para ir con tranquilidad a las finales, como el año pasado, pero al menos para que nadie tenga fácil ganarnos. Ni fuera ni en Palma", afirmó Dreyer, quien cree que con las "pequeñas ayudas, pero muy importantes" que están a su alcance "y una pequeña campaña de abonados" se podría hacer un equipo con cierto nivel: "Pero es necesario un patrocinador principal. Y lo antes posible, porque los jugadores se están escapando. Los equipos están fichando y dentro de un mes nos podemos encontrar que no hay a quién fichar".

De hecho, ahora mismo el club no tiene a ningún jugador en plantilla. Quienes todavía pertenecían al Can Ventura debían resolver su situación con Damià Seguí y el actual Palma "no puede comprometerse". "Si ahora mismo no podemos salir a competir, ¿cómo voy a prometer a los jugadores una cosa que no sé si voy a poder cumplir?", espetó Marcos Dreyer, consciente de que ahora mismo, hablar de fichajes o plantillas "son especulaciones", porque a día de hoy "no está asegurado salir a competir".

Es más, ahora mismo es incluso complicado poder hacer frente a la inscripción. "Vamos a la reunión porque se decide el calendario, las fechas para la temporada... y también para pedir más plazo", agregó. La fecha tope es, en principio, el 3 de julio.

Al respecto, cabe señalar que el Palma hereda la plaza del Can Ventura, que la temporada pasada se proclamó campeón de la Superliga masculina y de la Copa del Rey en su debut en la máxima categoría nacional.

Y en la Federación Española no están dispuestos a dejar morir un equipo que esta pasada temporada elevó el nivel de la competición y provocó que esta tuviera un mayor impacto mediático. "No acabo de entender que se deje morir este proyecto. Hablamos de un equipo campeón de liga y copa, que lleva gente al pabellón y que ha demostrado que despertaba interés", indicó Marcos Dreyer, a quien también le gustaría que hubiera una mayor implicación por parte de las instituciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine