Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Humor

Carlos Latre: "Lo de Ayuso y Casado parece 'La guerra de los Rose'"

El humorista arrancará en Palma, el próximo mes de marzo, la gira nacional de 'One Man Show'

Carlos Latre se mete en la piel de Rafa Nadal para promocionar su espectáculo

Carlos Latre se mete en la piel de Rafa Nadal para promocionar su espectáculo G. Bosch

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Carlos Latre se mete en la piel de Rafa Nadal para promocionar su espectáculo Gabi Rodas

En 2021 regresó a los escenarios, cinco años después. ¿Qué le mantuvo alejado de los mismos?

Es que no me da la vida. Tengo muchísima suerte y he hecho ininterrumpidamente Tu cara me suena, radio, tele, convenciones privadas… y tengo mujer, hija y mi propia vida. La verdad es que nunca he parado. Tenía ganas de volver al escenario. Estaba preparando un show que era muy diferente, que también tenía la temática del One Man Show, pero la pandemia lo frenó. Y ahí vi cuando necesitábamos reír más que nunca.

¿Reír es más que un placer?

Hacer reír es un deber para mí ahora mismo. Hay gente que me dice que viene a verme por necesidad, porque necesita reírse, salir de su casa, después de una depresión gigante. O chavales que están enfermos y hacen lo posible para salir del hospital. Ante eso uno dice: lo que hacemos vale mucho la pena. Está muy poco valorado. A la hora de dar premios todo el mundo se acuerda de la pandemia y de los sanitarios, por supuesto, de los músicos, del cine, pero nadie de la comedia. Y la comedia ha estado ahí, al pie del cañón, cada día dando lo mejor para hacer reír a los demás. Por desgracia seguimos siendo un poco los bufones del reino.

El Covid está presente en su show. ¿Cómo se puede provocar la sonrisa ante un drama como este?

Se puede y se debe reír. A la gente que tiene la piel muy fina le recuerdo que yo no me río de nada ni de nadie. Por primera vez en mucho tiempo creo que cada uno de nosotros tenemos un familiar, alguien cercano, o que lo ha pasado muy mal o que se ha ido. Esto nos ha tocado muy de cerca, a todos. Pero lo más importante es ver el vaso medio lleno, con lo cual hay que positivizarlo todo. Hay que reír y vivir más nunca.

¿De qué fuentes bebe su humor?

Sobre todo de la actualidad. También de la música, el teatro, el cine, los personajes… Me gusta nutrirme mucho de lo que se habla en los bares, lo que se comenta en los periódicos y en los mercados. Quiero tener vía directa con el público, con lo más popular. Ahí es donde me siento más cómodo.

En el show interpreta a cerca de 150 personajes. ¿Cuál ha sido su último fichaje?

Estoy preparando a Ibai (Llanos) para meterlo en el espectáculo. Es un referente a día de hoy, un tipo espectacular que ha generado una nueva vía de comunicación, que le ha dado la vuelta a la tortilla y ha conectado brillantemente con los jóvenes.

¿Se siente desbordado por la actualidad política?

No, no, me pone muchísimo. Creo que es apasionantemente vergonzosa. El programa de Iker Jiménez debería ir de política, no de extraterrestres, porque lo extraterrestre es lo que está pasando. Los políticos, en general, viven en otro planeta. Viven en su mundo, con sus problemas, que parece que no son los nuestros.

Isabel Díaz Ayuso o Pablo Casado. ¿Quién de los dos le da más juego para la comicidad?

Últimamente los dos. Lo de Ayuso y Casado parece La guerra de los Rose, algo tremendo. Los políticos son personajes que cuesta hacer. Recuerdo que al principio Aznar era complicado para los imitadores, también Zapatero, no así Rajoy, que era un filón, con sus tics, las ‘eses’, la manera de hablar y la de caminar.

¿Sigue un método a la hora de hacer suyos los personajes?

Sí, un método que ahora enseño. Hace poco pusimos en marcha el Comedy Studio. Somos uno de los países más cómicos del mundo, con más disciplinas humorísticas, y sin embargo todos los que nos dedicamos a esto ha sido por casualidad. No hay una fábrica, una cantera de humor, de comedia, desde todos los ámbitos: la escritura, la dirección, la producción… La gente que quiere dedicarse al humor, que es muchísima, no tiene donde acudir para poder aprender.

Compartir el artículo

stats