Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

Carme Canela y Jurandir Santana revisitan el disco que abrió la puerta de la música brasileña a todo el mundo

El dúo rendirá homenaje a Vinicius de Moraes en el Jazz Palma Festival

Carme Canela y Jurandir Santana

La cantante Carme Canela y el guitarrista Jurandir Santana llegan a Mallorca con Celebrating La Fusa, un disco inspirado en el legendario álbum Vinicius de Moraes en La Fusa, grabado en Buenos Aires en 1970, con Maria Creuza y Toquinho, con el que muestran «una nueva mirada sobre una obra que abrió la puerta de la música brasileña a todo el mundo».

«Revisitar ese disco de Vinicius de Moraes fue un gran desafío pero lo hicimos de una forma muy natural, desde la honestidad. El repertorio es precioso, muy bonito, y sinceramente, este disco ha sido como un regalo», confiesa Canela, muy agradecida ante un trabajo que le ha hecho crecer como artista: «Me ha servido para saber qué puedo aportar y para ir al fondo de cada melodía y del texto, buscando mi propio matiz».

El dúo integrado por la vocalista catalana, con medio centenar de grabaciones en su haber y con ocho discos propios, y el músico brasileño actuará el próximo día 8 en el marco de la tercera edición del recuperado Festival de Jazz de Palma, en Can Balaguer, donde se podrán escuchar clásicos como Lamento no Morro, Samba em Preludio, Eu Sei que Vou te amar y Garota de Ipanema, entre otros.

«Lo que hace grande a la obra de Vinicius de Moraes es la frescura que transmite y las composiciones preciosas que logró, el equilibrio entre lo festivo y lo melancólico, al margen de sus melodías sofisticadas y unas armonías muy elaboradas», sostiene la cantante, de voz suave.

Canela, a quien hace dos años se la pudo escuchar en Pòrtol, en Ciutadà Il·legal, y en Andratx, señala que «la espontaneidad» es una de las marcas que definen sus directos. «Tanto a Jurandir como a mí nos gusta mucho la improvisación, el jugar en los conciertos, al igual que las ganas de vivir, el ritmo, ambos nos entendemos muy bien. Lo que queremos transmitir es emoción. El dueto es un formato intenso, no hay escapatori», subraya.

El concierto de Canela y Santana está incluido en el ciclo Dones del Festival de Jazz. «Claro que reivindico que haya más mujeres en el mundo de la música, no solo cantantes, flautistas y pianistas. Creo que la situación ha ido mejorando en los últimos años», asegura. También aplaude el estado actual del jazz en España, que «está mejor que nunca», dice. «Hoy existe un gran número de escuelas de jazz, por lo menos en Barcelona, donde vivo. Eso da vida y credibilidad a un género que fue minoritario, y lo sigue siendo, aunque tiene mucha cantera», añade la también profesora de canto en la Esmuc (Escola Superior de Música de Catalunya) y el Conservatori del Liceu.

La experiencia musical de Canela abarca colaboraciones con grandes como Dave Douglas, Perico Sambeat, Jordi Bonell, Carles Benavent o Jorge Rossy, con quien tiene otro disco pendiente de publicación, Lost in the Stars, en el que también ha participado el guitarrista Jaume Llombart.

El Jazz Palma arrancará este viernes. El encargado de abrir el festival era el saxofonista israelí Eli Degibri pero ha cancelado su actuación a causa del covid.

Así, la programación se iniciará con el concierto de Gianluca Petrella y Pasquale Mirra, que estarán acompañados por el percusionista Kalifa Kone como invitado. Un juego de equilibrio entre melodía, ritmo, armonía y electrónica que responde al deseo de estos músicos de explorar territorios sonoros diferentes. La cita, en el Xesc Forteza, a partir de las 20 horas.

Compartir el artículo

stats