Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Catálisis | Canta y encanta en el año 2 d.d.c.

Raphael

Raphael

Raphael canta y encanta en el año 2 d. d. C. Después del Coronavirus, aunque es posible que el artista también estuviera de servicio en la misma calenda después de Cristo. Explicar su eternidad sobre el escenario requiere una teoría de la conspiración, ha entregado su alma al público y por eso rompía un espejo durante su espectáculo. No se esconde, mataría por el aplauso que otros imberbes consideran ahora insoportable, durará mientras conserve un espectador. Digan lo que digan, su necesidad de supervivencia es nuestra ansia de vivir. Siempre ha estado ahí.

Compartir el artículo

stats