24 de noviembre de 2012
24.11.2012
Es passeig

Hasta el afilador se moderniza en el Calvià estandarizado

24.11.2012 | 07:30
En el Calvià turístico, estandarizado, de nueva planta, queda poco lugar para lo pintoresco. Salvo algún reducto en los núcleos más rurales, las curiosidades de pueblo apenas son una nota a pie de página del desarrollismo. Una salvedad era el señor afilador que, regularmente, con su renqueante Mobylette recorría el municipio anunciando sus servicios con una melodía inconfundible que entraba en todas las casas. El tono salía de una especie de silbato (chiflo, lo llaman) que se encargaba de tocar el propio afilador. Aquello pasó a la historia. El afilador ya no se mueve en Mobylette. Ahora va en coche. Tampoco toca el chiflo. Ahora la melodía sale de la radio del vehículo. Definitivamente, lo pintoresco cotiza a la baja en el municipio de Calvià.

Vecinos contra vecinos en la urbanización Sol de Mallorca
En estos tiempos de incertidumbre, hay manifestaciones para todos los gustos. Contra los recortes. A favor y en contra de la independencia. A favor de la supervivencia de un equipo de fútbol. Y así hasta abarcar todos los ámbitos de la sociedad. Pero hay un tipo de manifestación poco frecuente: la de vecinos que se manifiestan contra sus propios vecinos. Es lo que sucederá hoy en la urbanización Sol de Mallorca. Un grupo de propietarios ha anunciado que se manifestará por la mañana contra una pareja que vive en su comunidad y que no paga las correspondientes cuotas. Los dueños que organizan la protesta se quejan de que esas deudas hacen mella en la conservación del complejo residencial.

La naveta Alemany estrena su restauración
El ayuntamiento de Calvià presentará al público el próximo lunes las labores de restauración que se han realizado en la naveta Alemany, situada en la calle de la Rosa, en Cala Vinyes. Desde el Consistorio, se destaca que la recuperación del patrimonio histórico del municipio forma parte de su estrategia para luchar contra la estacionalidad turística que tanto afecta a Calvià.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!