Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Viajes

El Valle del Loira se vuelca en el 500 aniversario

Más de 500 eventos de todo tipo, desde la arquitectura a la gastronomía, llenan la región en 2019

El Valle del Loira se vuelca en el 500 aniversario

Hace 500 años moría en el castillo del Clos Lucé, en pleno Valle del Loira, Leonardo da Vinci uno de los grandes genios de la historia mundial y, junto con Miguel Ángel y Rafael, la figura más representativa del Renacimiento, un movimiento nacido de la Toscana italiana que llegó a Francia de la mano de Carlos VIII y Francisco I. Fue precisamente la estrecha relación entre Francisco I y Leonardo lo que movió a éste a trasladarse a Francia, donde pasaría los últimos tres años de su vida, muriendo en su habitación de Clos-Lucé y siendo enterrado en el claustro de la colegiata de Saint Florentin en el Castillo Real de Amboise, aunque su sepultura será trasladada tiempo después a la capilla de Saint-Hubert en el Castillo Real de Amboise. “Leonardo no vino a Francia como un jubilado -opina Christelle de Crémiers, vicepresidenta delegada de Turismo, Territorio y Alimentación del Consejo Regional de la región Centro-Valle del Loira, y lo hace en un magnífico castellano fruto de sus muchos años de estancia en Madrid- en efecto, vino a Amboise en 1516 a petición de Francisco I con quien tenía una gran relación y llegó con un encargo preciso y en un acto de confianza total en él. De hecho, el Castillo Real de Chambord se considera que fue diseñado por Leonardo y comenzó a construirse el mismo año de su muerte. Francisco I y más tarde Catalina de Médicis que sería reina consorte de Francia como esposa de Enrique II, fueron figuras fundamentales para el desarrollo del Renacimiento en Francia.” A sus 64 años Leonardo trajo consigo obras prestigiosas como la Gioconda, San Juan Bautista y Santa Ana, así como cuadernos, manuscritos y notas que había acumulado a lo largo de su vida. Francisco I le nombró ‘primer pintor, ingeniero y arquitecto del rey’ poniendo a su disposición el Château du Cloux (actualmente Castillo del Clos Lucé).

La coincidencia de estos tres aniversarios: la muerte de Leonardo el 2 de mayo de 1519, el inicio de la construcción del Castillo de Chambord ese mismo año y la conmemoración del Renacimiento, del francés Renaissance, (un concepto que aunque surgió hace 500 años no fue conocido como tal hasta el siglo XIX, cuando fue formulado a mediados del siglo por el historiador francés Jules Michelet, en su obra Renaissance et Réforme, publicada en 1855), ha movilizado a la región de Centro-Valle del Loira a una celebración sin precedentes que cubre todo tipo de actos. En el programa: exposiciones, nuevos espacios, simposios científicos internacionales, visitas y rutas patrimoniales, publicaciones y soportes audiovisuales, creación y difusión de obras artísticas, acciones de mediación, talleres, proyectos técnicos y científicos, propuestas digitales...

Celebraciones históricas

“La Región Centro-Valle del Loira, esplendorosa cuna de las artes y la arquitectura del Renacimiento en Francia, desea proyectar en el mundo contemporáneo, a través de un diálogo entre la historia y el porvenir, la efervescencia y el arte del buen vivir renovados de la época presente -señala François Bonneau, Presidente de la Región Centro-Valle del Loira-. Estas celebraciones históricas que hoy están de actualidad constituyen una oportunidad única en la historia de nuestra región para movilizar todas las energías y todo el territorio en torno a los grandes temas del Renacimiento: patrimonio, artes y letras, música, jardines, ciencias y revoluciones tecnológicas, arquitectura, artesanía, gastronomía y, más ampliamente, el arte del buen vivir”.

Se propondrán más de 500 eventos a cargo de los principales sitios patrimoniales y de los agentes de los sectores de la cultura, del patrimonio y del turismo, de las ciencias, de la economía y del medio ambiente, para un año de celebración, descubrimiento y efervescencia.

“Somos la única región que ha firmado un contrato de colaboración para varios años con la región Toscana -añade Christelle de Crémiers-, lugar de nacimiento de Leonardo y la nuestra de su muerte. Tenemos enfoques diferentes, ellos se focalizan en el aporte científico y académico, mientras que nosotros analizamos el Renacimiento de entonces y el enfoque actual poniendo el acento también en la naturaleza. Tendremos un enfoque histórico, cultural, artístico, patrimonial... pero también algo muy del día de hoy, estudiando nuevas maneras de consumo y de producir, aprovechando las nuevas tecnologías, efectos de luces, tres dimensiones, etc. Queremos a la vez celebrar el increíble aporte del Renacimiento en esta parte de Francia pero también dar respuestas a las preguntas actuales que preocupan al mundo entero.”

Compartir el artículo

stats