06 de noviembre de 2016
Supercoches

Maserati Levante: un vendaval

Maserati agita el segmento SUV de lujo y altas prestaciones con el levante, el primer modelo de estas características en la historia de la firma italiana. Además de por su imponente diseño, destaca por su inigualable combinación de conducción deportiva y sorprendente capacidad off-road cuando abandona el asfalto

09.11.2016 | 01:05
Maserati Levante: un vendaval

Coupé

  • Aventurero: el Maserati Levante es un todocamino con una indiscutible línea deportiva. La silueta recorre el lateral del coche, desde los faros de inspiración felina hasta el característico pilar trasero Maserati, lo que da como resultado un aspecto coupé realzado por las puertas sin marco. Con cinco metros, el Levante es el vehículo más largo del segmento, y los tres metros de batalla superan entre 6 y 10 cm a sus principales rivales. Así, se convierte en uno de los coches más amplios de su clase, sin renunciar al diseño más deportivo y elegante. A su vez, hace gala de la mejor eficiencia aerodinámica de su clase, gracias a un coeficiente Cx de 0,31. Esto es el resultado de unas meticulosas simulaciones en un ambiente virtual y en pruebas a fondo en el exigente y moderno túnel de viento ubicado en la ciudad de Turín.

Su interior

  • El Maserati Levante no solo aporta una excepcional calidad de vida a bordo por su amplitud sino también por sus innovaciones tecnológicas que abarcan desde el apartado de la seguridad a el innovador  ´Interfaz Hombre Máquina´. El abanico de opciones de equipamiento es más amplio y más completo que nunca, incluyendo control de crucero adaptativo con función Stop & Go, aviso de colisión frontal y sistema de asistente de frenada, alerta por cambio involuntario de carril, cámara de visión periférica y pantalla táctil de 8,4", con un nuevo mando de control rotativo compatible con smartphones.

Maserati inicia una nueva era con el Levante, el primer SUV de su historia. Para plasmar el radical cambio de aires que supone la llegada de este coche al seno de la firma italiana, se ha bautizado con el nombre de un cálido viento mediterráneo, que puede convertirse en todo un ciclón en el segmento de lujo más grande del mundo, puesto que tiene todos los atributos necesarios para convertirse en toda una referencia.
El Levante está basado en la evolución de la plataforma berlina. Su chasis ha sido desarrollado específicamente para ofrecer la manejabilidad en carretera que se espera de un Maserati, y unas buenas capacidades off-road cuando abandona la carretera. Y todo ello con un confort y una funcionalidad aptos para el uso diario.

Una de los aspectos más destacados del Levante es su atractivo y distinguido diseño, claramente identificable con el del resto de la familia italiana aún con innovadores elementos como la arriesgada reinterpretación de su parrilla frontal. Además de por su aspecto, el diseño de este SUV destaca por la maestría con la que su carrocería de depuradas líneas coupé „con un coeficiente Cx de sólo 0,31„ es capaz de ofrecer un espacio interior tan amplio y versátil.

La generosidad del habitáculo es fundamental en la gran calidad de vida a bordo que brinda el Levante, gracias también a elementos como la suspensión neumática que aporta un confort de marcha excepcional o los múltiples sistemas tecnológicos destinados a la seguridad y el infoentretenimiento que integran los acabados de equipamiento Sport y Luxury.

Extraordinaria dualidad
Uno de los mayores retos a los que se enfrentaban los ingenieros de la firma italiana era el de lograr un coche con capacidad off-road que no renunciase a la deportividad en carretera que se espera de un Maserati.

Para lograr el primero de estos cometidos se utilizaron materiales ligeros en la mayoría de la estructura del vehículo y se logró un reparto de pesos ideal (50-50%) con el centro de gravedad más bajo de su clase. Estas características le proporcionan una agilidad inigualable en el segmento de los SUV de lujo.A su vez, el esquema de la suspensión de aluminio de ´doble triángulo – cinco brazos´ incluye de serie elementos elásticos neumáticos y amortiguadores Skyhook controlados electrónicamente. Esto, junto con el sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas Q4 y el nuevo sistema Torque Vectoring, le proporciona el comportamiento en carretera de un GT y, sorprendentemente para un Maserati, una buena capacidad todoterreno. Tanto es así, que el Levante fue diseñado para tener el mejor confort de su categoría en carreteras en mal estado y el mejor comportamiento en nieve y hielo. De igual modo, el equipamiento off-road disponible puede convertir a este SUV en un aguerrido aventurero.

Pero lo que nunca puede faltar en un Maserati es la potencia. Por ello, el Levante equipa la última evolución de motores V6. Las dos versiones del motor de gasolina con doble turbo y el frugal turbodiésel son alabados por el sonido único firmado por la marca italiana y por sus excepcionales prestaciones.

El motor V6 de gasolina, con la última inyección directa GDI y el doble turbo, está disponible en dos versiones con diferentes potencias: la tope de gama, con 430 cv, y la excitante de 350 cv. El Levante más potente pasa de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos y tiene una velocidad máxima de 264 km/h, mientras que las cifras para la versión de 350 cv son 6 segundos y 251 km/h, respectivamente.

El Levante también está equipado con el propulsor turbodiésel V6 de inyección directa por conducto común. El motor de 3 litros es capaz de entregar 275 cv y pasar de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos, además de lograr una velocidad máxima de 230 km/h y mantener el consumo de combustible en sólo 7,2 litros/100 km.

Tanto las dos versiones de gasolina como la diésel incorporan una caja de cambios automática ZF de ocho velocidades, que proporciona un gran confort y rápidos cambios de marcha, dependiendo del modo de conducción seleccionado: ´Normal´, ´I.C.E´, ´Sport´ y ´Off-road´. Estas variantes modifican por completo la personalidad del vehículo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine