09 de octubre de 2016
09.10.2016
Agresiones

La Policía interrogará a la directora del colegio donde fue agredida la niña

Los investigadores de la Unidad de Familia y Mujer también tomarán declaración a la tutora y a otro profesor para averiguar si existió negligencia - "Hay padres de niños que le pegaron a mi hermana que le acusan de habérselo inventado"

09.10.2016 | 14:19

La Policía Nacional interrogará el lunes a la directora del colegio Anselm Turmeda de Palma para averiguar cómo se produjo la agresión de una niña de ocho años a manos de una docena de menores y si existió algún tipo de irregularidad. Los investigadores también tienen previsto tomar declaración a los presuntos autores del ataque, aunque se topan con el problema de que la práctica totalidad son inimputables debido a su corta edad.

Los investigadores de la Unidad de Familia y Mujer del Cuerpo Nacional de Policía también tienen previsto interrogar a la tutora de la niña y a otro profesor. El objetivo es determinar si existió algún tipo de negligencia en el centro escolar y por qué no se trasladó a la menor a un centro médico ni se dio aviso al 091.

La agresión a la niña de ocho años ocurrió sobre las once de la mañana del pasado miércoles durante el recreo en el Colegio Anselm Turmeda, del barrio palmesano de Son Roca. Al parecer, la menor de ocho años cogió un balón y un grupo de alumnos, con edades comprendidas entre los 12 y los 14 años, le propinaron una brutal paliza.

De rodillas sobre el pecho

De acuerdo con la posterior declaración de la niña a su familia, un chico de 14 años fue el que le propinó la primera patada que le hizo caer al suelo. A continuación se sentó sobre ella, con las rodillas puestas en el pecho, mientras el resto le daba patadas y puñetazos en el cuerpo y en la cabeza. En esos momentos no había ningún profesor en el recreo que vigilara a los alumnos.

De acuerdo con la denuncia interpuesta al día siguiente ante la Policía Nacional por la hermana de la víctima, la niña le comunicó la agresión a su tutora. Pese a los dolores que tenía la menor, no avisaron a la ambulancia ni la llevaron ante el médico. Solo se lo comunicaron a la madre, sobre las dos de la tarde, cuando acudió al centro escolar a recoger a su hija.

Como consecuencia de la agresión, la menor quedó ingresada un día en Son Espases. Los médicos le apreciaron un desplazamiento del riñón y un hematoma en la cabeza, entre otras contusiones.

"Ella está muy nerviosa. No quiere ir a la escuela", apuntó ayer la hermana de la menor que denunció la agresión a la Policía. La niña se recupera ahora de las lesiones en su domicilio.

Melissa, la hermana de la víctima, afirma que la niña ya había sufrido acoso por parte de algunos chicos que la agredieron. "La llamaban 'machorra' o 'marimacho' porque decían que iba vestida como un chico".

Uno de los hechos que más dolor les ha causado a la familiar de la menor es que haya progenitores de los agresores que encubran a sus vástagos. "Dos de los agresores son de Son Roca. Los padres van y dicen que su hijo no ha sido, que se cayó encima de mi hermana", apunta. Por el contrario, muchos otros vecinos del barrio y las redes sociales se han volcado dando muestras de apoyo a la familia de la víctima.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine