22 de mayo de 2016
22.05.2016
Operación ´Iron Belt´

Ocho arrestados tras la operación antidroga ingresan en prisión

El juez fijó fianzas de entre 3.000 y 5.000 euros para al menos tres sospechosos de narcotráfico

22.05.2016 | 00:33
Uno de los detenidos en la operación ´Iron Belt´, el viernes por la tarde al pasar a disposición judicial.

Ocho de los dieciséis detenidos que el viernes por la tarde fueron puestos a disposición judicial tras la gran operación antidroga llevada a cabo por la Guardia Civil en la isla ingresaron en prisión por narcotráfico ya de noche por orden del magistrado de guardia de Palma. Además de estos sospechosos, hay que sumar otros seis arrestados que ya fueron encarcelados semanas atrás como supuestos proveedores de la organización y a los que se les relaciona con varios paquetes postales interceptados con cerca de cuatro kilos de cocaína. Entre ellos, se encuentran cuatro ciudadanos colombianos, considerados como los cabecillas del grupo criminal.

Los dieciséis arrestados en el marco de la operación ´Iron Belt´, a cargo de la Policía Judicial de Llucmajor, que en la tarde del viernes fueron trasladados a los juzgados de Vía Alemania en Palma en un autobús del Instituto Armado prestaron declaración ante el magistrado titular del juzgado de instrucción número 12 de Palma, en funciones de guardia. El juez ordenó prisión sin fianza para seis de ellos, mientras que impuso fianzas de entre 3.000 y 5.000 euros para eludir la cárcel a al menos otros tres. Al final, ocho sospechosos fueron conducidos al centro penitenciario de Palma por la noche. Todos ellos están acusados de un delito contra la salud pública, por dedicarse supuestamente a la venta y distribución de sustancias estupefacientes en varios puntos de la isla. El resto de implicados quedó en libertad. La causa sigue bajo secreto en el juzgado de instrucción número 11 de Palma.
Entre los encarcelados del viernes se halla uno de los principales sospechosos, de origen marroquí, quien se acogió a su derecho a no declarar ante el juez de guardia. Los investigadores hallaron en su domicilio en la calle Capità Vila, en Palma, cocaína en roca, cristal en roca, una pistola y munición de fogueo, así como una máquina envasadora, una prensa y una báscula de precisión, por lo que se sospecha que manipulaba la droga y luego la distribuía.
Por otro lado, la Policía Nacional detuvo a finales de esta semana en Palma a cuatro personas por tráfico de drogas. Los sospechosos fueron conducidos ayer ante el juez de guardia, que ordenó prisión para dos de ellos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine