Tradición

Estreno de regalos en el parque

La soleada mañana de Reyes hizo disfrutar a los niños con sus juguetes al aire libre

07.01.2016 | 02:45
Los niños abrieron los paquetes en casa antes de que muchos los estrenasen fuera. Martina, rodeada de regalos para toda la familia.

La arena de la zona de juegos infantiles del Parc de la Mar fue el escenario idóneo para estrenar la excavadora y el tractor que los Reyes Magos regalaron a Darío y Marc Rodríguez, de cuatro y dos años. Allí tenían lo necesario para cargar el remolque, como piedrecitas o ramas de árboles que representaban la leña. Es lo que hacían los hermanos ayer a mediodía mientras su padre les cuidaba y explicaba orgulloso que "el tractor es exactamente igual que el de su abuelo, que es agricultor en Segovia".

De color verde y de la misma marca que el real, el vehículo de trabajo a pequeña escala también cuenta con un volquete que Marc trataba de enganchar sin éxito, aunque sin dejar que Darío le prestase ayuda. El abuelo lo usa para transportar leña y ellos le querían imitar.

Más vehículos estrenados la mañana de Reyes en el parque fueron las bicicletas de Albert y Àgueda Moyà, mellizos de diez años, a quienes "las otras bicis que tienen se les han quedado pequeñas", tal como señalaba la madre, que también se movía a pedales. Con el padre, los cuatro llegaron sobre ruedas desde su casa en el centro después de abrir numerosos regalos, entre ellos "el juego de mesa Dobble, una nueva raqueta de tenis y un raquetero", enumeró el tal vez futuro Rafa Nadal. A su hermana también le tocó "un juego de mesa, el Stop, además de mucha ropa", por lo que aprovechó el día festivo para ponerse guapa.


Neus prueba el piano que le han traído los Reyes Magos. GUILLEM BOSCH

Igual de elegante iba Soraya Sierra, de diez años, aunque no sacó de paseo su regalo de Reyes, el exitoso perro robot Zoomer, que ha arrasado esta Navidad y a los padres les parece perfecto, porque "no hay que pasearle cada día" para que pueda hacer sus necesidades.

El coche-escorpión de Hot Wheels fue el estreno que Lucas Hernández, de cinco años, se llevó al Parc de la Mar, más fácil de transportar y utilizar ahí que el juego de construcciones o el Monopoly que también trajeron los Magos de Oriente a su casa. A las pequeñas Ellie, de casi cinco años, y Victoria, de tres, Papa Noel es quien les da regalos, ya que los Reyes no trabajan en los países de sus progenitores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine