Sanidad

Salud habla de "normalidad" en urgencias aunque admite tener a 55 pacientes sin cama

UGT admitió una situación sustancialmente mejor que el pasado martes pero la atribuyó a la reapertura de las 24 camas cerradas de Son Llàtzer

14.01.2016 | 09:14
Pacientes aguardando en un pasillo de Son Llàtzer que se les ubique un lugar acorde a su estado.

Las cifras

  • 55: Cifra facilitada por el IB-Salut

    El Servei de Salut aseguró que a las tres de la tarde de ayer había un total de 55 pacientes pendientes de ingreso en los diferentes servicios de urgencias de los hospitales públicos de las islas repartidos de la siguiente manera: 25 en Son Espases; 16 en Son Llàtzer; 9 en Manacor; 3 en el comarcal de Inca y 2 en el hospital ibicienco de Can Misses.

    117: Cifra dada por el sindicato UGT

    A los datos anteriores el sindicato UGT contraponía un total de 117 enfermos pendientes de ingreso, 41 de ellos en Son Espases, 35 en Son Llàtzer, 20 en Manacor, 14 en Inca y siete en la pitiüsa mayor.

    2: Operaciones suspendidas

    Para poder disponer de más camas libres en un día tan complicado como fue el pasado martes, al Servei de Salut no le quedó otro remedio que suspender dos operaciones programadas con ingreso posterior. A cambio, dijo, han incrementadio la cirugía mayor ambulatoria.

La situación de las urgencias de los hospitales públicos tiende a normalizarse y ayer se hallaban menos saturadas, admitía UGT, sindicato del que partió la denuncia y que centró en Son Llàtzer el grueso de los problemas con los que se han topado estos días los usuarios de la sanidad pública de Mallorca.

Pese a que el Servei de Salut ya hablaba de una situación "completamente normalizada", admitía que a las tres de la tarde de ayer había veinticinco enfermos pendientes de ingreso en Son Espases, dieciséis pacientes esperando cama en Son Llàtzer, tres en el comarcal de Inca y nueve en el de Manacor, centro sanitario que, como se recordará, el pasado fin de semana tuvo que derivar a cuatro pacientes a los que no podía asistir en condiciones al hospital de Llevant y ayer tuvo que hacer lo propio con otros dos.

Con respecto a Can Misses, en Eivissa, el IB-Salut señaló ayer que esta infraestructura tan solo tenía a dos pacientes pendientes de ingreso mientras que en el menorquín Mateu Orfila no había nadie pendiente de que una cama quedara libre.

También concretaron desde el Servei de Salut que, para atender las 24 camas reabiertas en Son Llàtzer, habían contratado a un total de 21 profesionales, 11 enfermeras y diez auxiliares para afrontar con holgura los tres turnos laborales habida cuenta de que la ratio establecida es de cinco enfermeras y cinco auxiliares por cada doce camas y que, al tratarse de la reapertura de una planta al completo, también fue necesario contratar a una supervisora.

Para poder tener más camas libres en las que alojar a los pacientes de urgencias pendientes de ellas, el IB-Salut admitió que el pasado martes tuvo que anular dos operaciones ya programadas que precisarían de hospitalización posterior aunque ayer no fue necesario adoptar esta drástica medida, precisó. Sí aseguraron que, a cambio, se había potenciado la cirugía mayor ambulatoria que, como su propio nombre indica, no requiere de ingreso.

Y pese a hablar de normalidad, Salud también recordó que el hospital Sant Joan de Déu ha puesto a su disposición un total de cuarenta camas para afrontar estos picos asistenciales, veinte de las cuales ya están siendo utilizadas y otras veinte que fueron habilitadas durante la jornada de ayer.

Por la denuncia

Las cifras que ofreció UGT diferían bastante de las "oficiales", pese a que el sindicato también concedió que la situación había mejorado bastante aunque, interpretó, unicamente a causa de su denuncia pública que desencadenó la apertura de las citadas 24 camas que permanecían cerradas en Son Llàtzer.

Así, este sindicato cifró en 41 los pacientes en espera en Son Espases, trece de ellos instalados en camillas, 21 pendientes de ingreso y otros siete más en la zona de observación. Habló también de que a media tarde de ayer había 35 pacientes esperando en Son Llàtzer, una decena de los cuales estaban precariamente instalados en un pasillo entre urgencias y esterilización y en la zona de ascensores, área que denunciaron que ya se ha convertido en un lugar habitual de asistencia.

También señaló UGT que no menos de veinte pacientes aguardaban en Manacor y 14 en Inca mientras que en Can Misses había siete usuarios en esta tesitura y con la planta de especialidades médicas llena a rebosar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.

Enlaces recomendados: Premios Cine