Baloncesto

Grabauskas, la pieza que faltaba al puzle

07.02.2017 | 01:32
Robertas Grabauskas se dispone a lanzar un tiro libre, el domingo en el Palau.

Rudy Fernández

  • “Queremos seguir haciendo historia”

    Rudy Fernández, escolta mallorquín del Real Madrid, alzó un poco la mirada para apuntar a la Copa del Rey, que se celebrará en Vitoria del 16 al 19 de febrero, y mostrar su deseo de “seguir haciendo historia” con un cuarto triunfo consecutivo.  “Hemos conseguido tres años consecutivos ganar la Copa y ojalá podamos seguir haciendo historia con la cuarta. Sabemos que es difícil porque Baskonia está jugando muy bien. Respecto al Barça me acuerdo que el año pasado que no fuimos nosotros de la mejor manera y al final conseguimos ser campeones. Va a ser muy competitiva, una de las que más, y vamos a disfrutar todos muchísimo del baloncesto”, dijo Rudy.
        El jugador, que participó en un acto publicitario de Dodot, está en la recta final para recuperar una pequeña lesión en los isquiotibiales.  “Estos días de descanso me han ido muy bien. Este martes realizaré otra prueba y espero estar con el equipo lo antes posible. ¿Kazan? Es mi intención”, dijo.
     

El Palma Air Europa ya está al completo con la llegada de un Robertas Grabauskas que, con tan solo tres días en la isla, ya demostró que puede ser un jugador importante en los esquemas del técnico Xavi Sastre. El pívot lituano debutó el domingo con la camiseta verdinegra con apenas dos días de entrenamiento con sus nuevos compañeros y su aportación ya fue de lo más importante. Al margen de su buen hacer en tareas ofensivas con once puntos y cuatro rebotes de ataque, Grabauskas destacó por su intensidad y dureza defensiva, aquello que el Palma adolecía y que trataba de reforzar tras la baja de Cláudio Fonseca, así como en el aspecto reboteador.

El flamante fichaje verdinegro asumió el rol de líder defensivo que asumía el luso antes de su marcha y se emparejó con el jugador más peligroso del Magia Huesca, Albert Fontet. El exceso de intensidad y contacto con el que juega Grabauskas puede suponer un problema en más de un partido a Sastre porque corre el riesgo de cometer demasiadas faltas personales en poco tiempo. Así sucedió el domingo ante el Huesca, cuando se le señalaron cuatro faltas en apenas ocho minutos de juego. Eso obligó al técnico mallorquín a resguardar al jugador lituano más minutos de los que le gustaría en el banquillo. En cualquier caso Grabauskas dio una excelente imagen en su primer partido con la elástica verdinegra. Prueba de ello fue ver cómo le aplaudían os más de dos mil aficionados que acudieron a Son Moix cada vez que el pívot era sustituido por Xavi Sastre. Al final, Grabauskas disputó quince minutos de juego en los que aportó once puntos, cinco rebotes y recibió seis faltas para una valoración de doce créditos pero que a parte de números aporta consistencia y dureza en defensa y significa una rotación interior más en el equipo.

Intenso y reboteador

El Palma Air Europa buscaba un jugador del perfil similar al de Cláudio Fonseca para completar el equipo de aquí a final de temporada y, en este sentido, Grabauskas mostró ciertas similitudes. Con la baja del luso el Air Europa perdió en intensidad defensiva y capacidad reboteadora, dos características que el lituano demostró tener. "Nos faltaba un jugador así y es muy importante que se mantenga en esta sintonía. Ha hecho lo que me temía. Un jugador muy intenso y que reboteará", manifestó Xavi Sastre al término del partido. El jugador lituano debe ser una pieza importante en lo que queda de Liga regular, en la que el equipo aspira a meterse entre los equipos que luchen por la promoción de ascenso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine