Blog 
Pasando por los aros
RSS - Blog de Mario Braña

El autor

Blog Pasando por los aros - Mario Braña

Mario Braña

Redactor de deportes de La Nueva España

Sobre este blog de Mallorca

Los Juegos Olímpicos de Londres desde dentro


Archivo

  • 06
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Como la vida misma

    Incluso en los Juegos Olímpicos, que presumen de su proyección universal y admiten deportistas que no superan el control mínimo de calidad, todavía hay clases. Jorge Llames, el tirador de pistola que se estrenó en Londres, pudo darse cuenta perfectamente en sus dos días de competición en The Royal Artillery Barracks, cerca del antiguo estadio del Arsenal. A Llames y, se supone, al resto de competidores les obligaron a tapar cinta adhesiva el anagrama de sus zapatillas deportivas.

    Esto no tendría más importancia si al resto de los mortales olímpicos les hiciesen lo mismo. Pero Llames y cualquiera puede comprobar que, sin ir más lejos, las selecciones españolas de fútbol, baloncesto o balonmano juegan con su marca deportiva habitual. Los chándalls y ropa de paseo es de Bosco, pero cuando saltan a la cancha, cuando están a la vista de todo el mundo, no están obligados a cumplir una regla que chirría en un acontecimiento que es, en sí mismo,  un inmenso escaparate publicitario.

    Un juez asturiano de triatlón, Jorge García, es precisamente el encargado de cumplir unas estrictas normas en su deporte. Junto con cinco compañeros, en los días previos a la prueba tienen que revisar todo el material y el equipamiento. Si encuentran algún logo que supere las especificaciones del COI se corrige, tapándolo o pintándolo, se fotografía y se guarda en una base de daos. El día de la competición, en el registro de los atletas, se compara y en caso de infracción no se permite participar al infractor. O sea, que incluso aquí hay dos varas de medir y los perjudicados son, precisamente, los humildes. Como la vida misma.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook