Blog 
Clinica Veterinaria Son Dureta
RSS - Blog de Delia Saleno

El autor

Blog Clinica Veterinaria Son Dureta - Delia Saleno

Delia Saleno

Dra. Delia Saleno, Licenciada en Veterinaria por la Universidad de Cluj-Napoca en 1999. Realiza estudios de doctorado en Reproducción en la misma universidad y en Genética en la Universidad de Córdoba. En todos estos años ha combinado la actividad clínica con la investigación, la docencia y la form...

Sobre este blog de Mallorca

En la red la información sobre nuestras mascotas a veces está muy diluida y muchas veces hay poco rigor científico. Desde este blog publicaré artículos sobre temas de interés general para nuestras mascotas así como pondré consejos, recomendaciones, noticias, y cuanto vaya surgiendo que pueda ser int...


Archivo

  • 13
    Febrero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA PROCESIONARIA, UNA PLAGA PARA EL BOSQUE BALEAR Y UN PELIGRO PARA NUESTROS PERROS

    Hace unos días en el Diario de Mallorca se publicó la noticia que Calvià se enfrentará a la mayor plaga de procesionaria de los últimos años (http://www.diariodemallorca.es/part-forana/2011/01/20/calvia-enfrenta-mayor-plaga-procesionaria-ultimos-anos/638007.html). A decir verdad el mismo riesgo lo corren todos los pinares de Baleares, dado que las condiciones meteorológicas de los últimos años lo han propiciado.


    Estas orugas (estado larvario de la Thaumetopoea pityocampa) suponen un problema para las personas pero, como veremos, es muy peligrosa para nuestros perros y especialmente para los cachorros.


    Después de permanecer durante todo el invierno en las bolsas de seda colgadas en los pinos, con la subida de la temperatura del final del invierno, las orugas de la Procesionaria se disponen en una hilera, bajan de los árboles y buscan un sitio adecuado bajo tierra para efectuar su muda. Esta “Procesión” (de donde toma el nombre común este lepidóptero),  les llama mucho la atención a los perros que se acercan, las huelen, juegan con las orugas y en muchas ocasiones las cogen con la boca. Este comportamiento tan temerario es con más frecuencia en cachorros.


    Desgraciadamente estas orugas presentan, en su parte superior, unos pelos urticantes cargados con una substancia tóxica que suelta a modo de defensa cuando  se ven amenazadas, clavándose muy rápido cuando se tocan. A consecuencia de ello, esta toxina una vez liberada, provoca una irritación muy fuerte en la zona de contacto directo y sobre todo en la piel de la cara, los labios, la lengua y la mucosa oral provocando al instante un cuadro clínico muy doloroso con picores.


    Los síntomas que manifiestan los perros son los siguientes:

    - inflamación de la cara (edema facial) y de los párpados
    - inflamación de los labios y de la mucosa oral
    - inflamación de la lengua que conduce a la imposibilidad de cerrar la boca, provocando en muchas ocasiones oscurecimiento y necrosis parcial de la lengua
    - salivación abundante
    - jadeo, sobre todo por el dolor
    -y en caso de ingesta puede provocar asfixia por edema del laringe, vómitos y hemorragias.


    Una rápida actuación veterinaria es fundamental para controlar el cuadro clínico y evitar complicaciones, que pueden conducir a un fatal desenlace. Por ello es imprescindible acudir de urgencia a un veterinario.


    Como primeros auxilios se puede efectuar un buen lavado de la zona afectada con suero fisiológico o agua pero sin frotar para evitar la rotura de los pelos clavados y así evitar que se libere más toxina. En casos graves es necesaria la hospitalización con fluidoterápia por la incapacidad del animal para ingerir alimento o agua.


    Como prevención se recomienda evitar los paseos en las zonas con pinos en los meses de febrero-marzo y sobre todo pasear con correa para poder evitar al máximo el posible contacto. También es muy recomendable que, en los jardines privados donde esta oruga puede estar presente, consultemos con algún experto para detectarla y erradicarla: existen métodos mediante trampas muy eficientes.


    No hay que olvidarse que nunca debemos tocar las orugas o eliminar las bolsas sin protección, tano en las manos mediante guantes como en la cara mediante mascarilla, porque en contacto con la piel humana se puede producir la misma reacción urticante y alérgica.


    Entonces, esta primavera, tengamos mucho cuidado con este animalito tan molesto.
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook