Ahora que va a empezar el curso escolar nos preguntamos qué ponerle a los niños para que se lleven al colegio y coman algo en la media mañana.

Aunque lo más fácil sea ponerle un paquete de galletas o un bocadillo, hay alternativas divertidas y rápidas para que disfruten con su almuerzo

Para este curso escolar 2021-2022 te ofrecemos unas meriendas equilibradas y sanas:

Pinchitos de fruta

En ocasiones, a los niños les cuesta comer fruta y verdura, pero si se lo hacemos divertido, será más fácil para ellos. Una buena manera es que sea vistoso y colorido como los pinchitos de fruta. Coge tres piezas distintas de temporada y córtalas en trozos del tamaño de tu pulgar. Cuando ya lo tengas todo, solo tendrás que ir pinchando la fruta en palillos alargados. Por ejemplo: un trozo de melocotón, uno de plátano y manzana y así sucesivamente.

Galletas caseras de avena, plátano y chocolate

Si quieres tener un plan divertido y, además, tener merienda para el próximo día, te recomendamos probar estas galletas saludables. Coge tres plátanos, 160gr de avena y 50g de chips de chocolate. Super fácil ¿verdad? Tritura el plátano, añádele la avena, mézclalo y haz bolitas. Ponlas en un recipiente para hornear con papel de cocina o un poco de aceite para que no se peguen. Aplástalas un poco para que cojan forma de galleta y añade el chocolate por encima. Hornea 15 minutos a 200ºC y listo.

Hummus con crudités

Esta receta es super fácil, puedes comprar el hummus o hacerlo tú mismo, es muy sencillo. Necesitas: 400gr de garbanzos cocidos, 1 cucharada grande de tahini (lo encontrarás en los supermercados), 1/2 dientes de ajo, 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, el zumo de un limón, una cucharada pequeña de comino y otra de sal, pimentón de la vera dulce y semillas de sésamo. Incorpora todos los ingredientes en un recipiente (menos el pimentón) y tritúralos con la batidora. Cuando ya esté listo sírvelo en un bol y añade un chorrito de aceite con un poco de pimentón de la vera dulce y espolvorea sésamo.

Cuando ya esté todo, corta en trocitos alargados zanahoria, pepino, pimiento rojo, verde... Lo que tengas en casa. Una manera de comer verduras y legumbres con un sabor riquísimo y además, fresquito.

Sándwich de manzana con crema de cacahuete

Para esta merienda solo necesitarás una manzana y crema de cacahuete. Lava bien la manzana y ponla en horizontal, con el rabito mirando a la derecha, ahora córtala en rodajas de 1/2cm. Cuando estén listas sepáralas en pares y córtales el centro. Sécalas con un poco de papel para retirar el agua. Unta crema de cacahuete por uno de los lados de una rodaja de manzana y ciérrala con el otro trocito que has separado antes junto a este. Así te quedaran sándwiches divertidos y diferentes con fruta y grasas saludables.

Yogur con granola casera

En este caso, tendremos que hacernos con un recipiente algo más pequeño, ya que es una merienda más líquida. Para esta, compraremos yogur natural, cogeremos uno o dos y los batiremos con las manos antes de abrirlos, sacudiéndolos de arriba abajo para que quede una textura cremosa, los vertemos en la fiambrera y añadimos un par de cucharadas de granola casera. ¿Cómo la hacemos? Es muy fácil.

Para hacer granola casera se necesita lo siguiente: 200gr de copos de avena, 100gr de coco rallado, 60gr de nueces, 60gr de almendras laminadas, 1cdta de pasta de dátil, 20ml de aceite de coco, 20ml de agua, 100gr de chocolate (mínimo 75%) y una pizca de sal. Para esta receta super sana necesitamos precalentar el horno a 180gr primero. Después mezclamos todos los ingredientes hasta que se integren bien. Ponemos la mezcla en una bandeja con papel para horno y lo metemos durante 20 minutos. Lo sacamos del horno, dejamos que se atempere y lo guardamos en un recipiente.

Combinaciones

Para las meriendas del colegio, puedes mezclar diferentes ingredientes que le vayan a dar la máxima energía y sean lo más saludables para ellos. Si no tienes tiempo, lava un poco de fruta, trocéala y júntala con un puñado de frutos secos. También puedes sustituir la fruta por tomates cherry o rodajas de pepino. Algún día con palomitas caseras, son saludables y además están muy ricas.

Hazte con una bolsa de maíz en grano para palomitas, aceite de oliva virgen extra y sal. Pon a calentar una sartén y añade el aceite. Cuando esté bien caliente vierte el maíz. Te recomendamos que la tapes para no tener palomitas por toda la cocina. Cuando empieces a oír las explosiones, baja el fuero a medio y deja que siga. Cuando dejes de oír "pop" retírala del fuego y añádele la sal.