Una actuación de derribo de edificaciones y montículos ilegales en Son Banya ha servido este miércoles para intervenir medio kilo de cocaína en tres puntos de venta. También han encontrado marihuana, hachís y dinero en efectivo. Los traficantes de droga habían desaparecido del poblado.