Los 350 pasajeros del ferri incendiado camino de Mallorca llegan a Valencia en dos buques tras 24 horas de incertidumbre y travesía.