"Muchos niños estaban llorando. Estuvimos 12 horas sin comer, sin agua ni luz. En los aseos no se podía ni entrar. Cuando llegó un helicóptero, la gente entró en pánico". Hassan, un camionero que iba a bordo del ferri Tenacia incendiado la madrugada del lunes, relata las penurias a las que se enfrentaron hasta su rescate.