Los hechos han ocurrido en torno a las ocho de la tarde en el barrio palmesano de Son Roca. Una patrulla de la Policía Nacional se ha desplazado hasta el lugar después de que una mujer denunciara que su expareja la estaba acosando, pese a tener en vigor una orden judicial de alejamiento por presuntos malos tratos.

Cuando los agentes se han personado en el lugar. Una multitud de familiares de este sujeto les ha rodeado y trataban de impedir a toda costa su detención.