El inidente se produjo ayer domingo en la serra del Cavall Bernat, cerca del punto conocido como el Pas des Porc. Una mujer y su hija de catorce años se habían quedado enriscadas en un precipicio, incapaces de seguir adelante o volver atrás. 

Al lugar se desplazaron dotaciones de los Bombers de Mallorca, que tuvieron que instalar un sistema de cuerdas para que las dos excursionistas pudieran descender rapelando en condiciones seguras.