La Guardia Civil ha intervenido 1.400 productos falsificados y ha imputado a siete personas en un operativo en comercios de Cala Egos y sa Coma. Además, los agentes han levantado 30 actas por diferentes infracciones administrativas.