Hay muchas maneras de vivir la alegría del reparto de millones de la lotería. La más deseada es la de ser el agraciado, sin embargo también se disfruta la de saber que has repartido la suerte o la de que alguno de tus vecinos se ha topado con ella. Carmen Ruiz disfrutó ayer como nadie que de la administración que regenta junto a su hermana, en el estanco Novedades, en el centro de Llucmajor, salió un décimo premiado con el primer premio, el número 19.750.