Más de 150 coches han participado esta noche en Manacor en una gran pitada de protesta contra el confinamiento al que está sometido la ciudad como consecuencia de la incidencia de la Covid-19 en el núcleo urbano. Los coches han recorrido las calles haciendo sonar sus cláxones de forma ininterrumpida en señal de protesta. A la sonora manifestación se han unido comerciantes, autónomos y trabajadores de la hostelería especialmente afectados por las medidas restrictivas, así como muchos ciudadanos.