El Tren de Sóller se ha visto obligado a cancelar 'sine die' sus servicios debido a los "graves y cuantiosos" daños ocasionados por el temporal que este pasado fin de semana azotó la isla de Mallorca. El cap de fibló, a su paso por la Serra de Tramuntana, dejó tras de sí numerosos desperfectos que se han traducido en daños graves tanto en la infraestructura ferroviaria como en la línea aérea.