Hacer buena música, emocionar a quien la escucha y, si se puede, lograr la canción perfecta. Así de sencillo, o de complejo. Eso es lo que mueve a Miquel García Sastre (Palma, 1 de enero de 1982), cantante, compositor, guitarrista y batería que creció soñando con Springsteen y que siente el rock como una necesidad a la que se entrega a todas horas, incluso cuando trabaja de periodista. En unos días publica nuevo material, con Roulotte, su banda.