Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ortells debe dejarse de romanticismos

El Mallorca regresa por la puerta grande a la Primera División. Se quedó a tres minutos de ser campeón de Segunda División, pero el tanto de Curro, de la Ponferradina lo evitó (2-2). Ahora es el director deportivo, Pablo Ortells, el que debe dar un paso hacia adelante y diseñar una plantilla que eleve sustancialmente su nivel para mantenerse en la elite. La columna vertebral de este equipo sigue, pero hay que rodearle de jugadores que marquen las diferencias. El ejemplo de hace dos años es muy reciente, cuando los fichajes fueron nefastos y los bermellones volvieron a bajar a la categoría de plata.

Compartir el artículo

stats