La unidad de pacientes de larga estancia del hospital de la Cruz Roja acoge a personas en situación vulnerable, como Antònia Ferragut o José Luis Márquez,  y ofrece cuidados sociales y emocionales, además de antención médica.