Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

B. Ramon

Vecinos de Palma sobre la nueva guía turística de Cort: “No queremos dar publicidad a nuestro barrio, si se pone de moda será un desastre”

Ciudadanos del barrio de s'Escorxador y Pere Garau rechazan la idea de promocionar entre los turistas sus rincones favoritos. "El Ayuntamiento está expandiendo el modelo del casco antiguo al resto de barrios, lo próximo es Nuredduna, un proyecto que se verá reforzado por esta guía", sostiene Nael Falo de Pere Garau

Que no nos molesten”, “no quiero dar más publicidad a mi barrio, cuando una zona se pone de moda, ya sabemos que es un desastre para los vecinos”, “me parece increíble que el Ayuntamiento recurra a los ciudadanos para turistificar zonas que aún no están explotadas cuando es lo único que nos queda”. Esta última opinión es de la estudiante Marga Barcones, vecina de la zona de s’Escorxador que rechaza la propuesta de Cort de recoger en una guía turística los rincones secretos que los propios ciudadanos hayan aportado a partir de una encuesta sobre sus barrios. Esta alumna recala muchas mañanas en La Casita del Reloj del complejo de ocio del barrio. Es un bar donde la vida pasa con parsimonia si se compara con la frenética actividad que impera en algunas de las terrazas de moda del centro de Ciutat. “Estoy decepcionada, todas estas investigaciones, si se me permite la palabra, para saber los lugares más escondidos de Palma para entregárselos al turismo no me parece nada bien. Precisamente buscamos esos rinconcitos nuestros para evitar las aglomeraciones. Siento que cada vez más se nos está abandonando a los residentes, que todo se va al turismo. Todo son facilidades para ellos, mientras los de aquí estamos cada vez más desamparados. Es una estampa que ha salido a la luz con esta crisis que ha venido”, sostiene la estudiante, que no contestará a la encuesta que ya ha habilitado la concejalía de Turismo en la web tupalmafavorita.com. Barcones toma un café junto a un amigo de su misma edad, Andreu Artigues, también vecino del barrio. “Palma se está masificando y encareciendo. La llegada de los extranjeros a determinados barrios está haciendo subir los precios y nosotros no podemos pagar 800 euros o más por un piso. No tenemos oportunidades”, lamenta. “No estoy en contra del turismo, pero es cierto que se está intensificando y estamos padeciendo las consecuencias. Necesitamos atesorar al menos nuestros lugares secretos del barrio, que son nuestra identidad”, comenta.

Compartir el artículo

stats