Casa Vila ha cerrado para siempre, tras un día de despedidas de sus clientes y conocidos. Tras 99 años de actividad, este emblemático comercio de la plaza Santa Eulàlia, especializado en fotografía, ha echado el cierre.