La única parte emocionante de Eurovisión fue el posicionamiento de participantes y jurados sobre la matanza de Gaza, la guerra atrae más que las canciones. Para atender a esta demanda, los organizadores han anunciado la convocatoria del festival de Guerravisión, que decidirá cuál es la mejor guerra de 2024 entre el centenar de conflictos bélicos del mundo.