En una confesión que ha sacudido la política estatal, Yolanda Díaz acaba de reconocer que nunca votó a Podemos. Tampoco votó jamás a Unidas Podemos, ni a En Marea Podemos, ni a En Comú Podem.

Destacó que la marca Podemos le provoca urticaria en todas sus combinaciones, y por eso ha creado un partido de izquierda perfumada.