La agencia espacial estadounidense todavía no ha determinado si será necesaria la reparación del desperfecto.

Los ingenieros no están seguros de si la fisura del escudo térmico se produjo a raíz de los desechos que se generaron el viernes durante el lanzamiento desde el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral (Florida).

La cubierta protege a la nave del recalentamiento que se produce cuando ésta choca con la atmósfera al regresar a la Tierra. La fisura está situada en la parte trasera del transbordador.

El desperfecto ha dejado una abertura de unos 10 por 15 centímetros, según los ingenieros de la NASA.

Con la excepción de esa placa térmica, el Atlantis se encuentra en perfecto estado, según han confirmado las meticulosas exploraciones del escudo térmico realizadas el sábado por una cámara instalada en un brazo robótico.

"No es un motivo de gran preocupación ahora mismo", señaló John Shannon, jefe del equipo de la NASA que gestiona la misión espacial.

Añadió que "aparte de eso, el vehículo está muy limpio".

Está previsto que el astronauta de origen hispano John "Danny" Olivas, tome fotografías adicionales desde el interior del transbordador del área en la que se produjo la fisura antes de la llegada a la EEI, prevista para las 19.38 GMT de hoy.

Olivas enviará las imágenes a la Misión de Control para que sean analizadas.

El transbordador Atlantis ingresó el viernes en órbita terrestre en el comienzo de una misión de 11 días durante la que se agregarán nuevos paneles solares y una viga adicional a la EEI.

La misión podría prolongarse dos jornadas más para completar las tareas previstas, explicó la NASA, que advirtió que la nave lleva avituallamiento y combustible adicional para ello.

Olivas es uno de los siete tripulantes del Atlantis y será el encargado de la primera caminata de la misión junto al especialista James Reilly.

La segunda será realizada por los astronautas Patrick Forrester y Steven Swanson.

Los otros miembros de la misión son el comandante Rick Sturckow, piloto del Atlantis, Lee Archambault y el ingeniero de vuelos Clayton Anderson.