En declaraciones a Efe, Cristina Narbona aseguró que la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático se han situado también como una de las prioridades del Gobierno para el último tramo de la legislatura.

Enmarcó esas prioridades en el contexto internacional, valorando los resultados de la cumbre del G-8 y los avances que se han pactado en materia de cambio climático, y dijo que las conclusiones de esta reunión servirán para allanar el camino y las negociaciones para la próxima cumbre de la ONU sobre cambio climático, que se celebrará en Bali en noviembre.

Cristina Narbona celebró que por primera vez Estados Unidos haya asumido la necesidad y la urgencia de frenar las emisiones de dióxido de carbono para detener el calentamiento del planeta, y aseguró que muchos responsables políticos y empresas de aquel país "apuestan por el cambio tecnológico, un cambio en el que tienen mucho que ganar si se implican de una forma efectiva".

Sobre la situación en España, aseguró que los procesos y las políticas que se han puesto en marcha "están dando sus frutos", y destacó que en 2006 descendió el consumo de energía en España a pesar del crecimiento del PIB.

"Se puede crecer y se puede crear empleo con menos consumo de energía", dijo Narbona, y aseguró que 2007, de acuerdo con los datos provisionales que ya se conocen, será "el año de la inflexión" en el que España se situará en la senda del cumplimiento de los compromisos que adquirió al sumarse al Protocolo de Kioto.