Aunque el nombre nos lleve a pensar que se trata de algún tipo de medicina, la realidad es que es un alga comestible con un gran valor nutritivo, fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Se han descrito muchas propiedades que este alimento tiene, algunas muy populares, por lo que se ha convertido en un complemento alimenticio que nos ayudará a llevar una alimentación saludable. Es un claro éxito en ventas para el supermercado valenciano, Mercadona, y se vende bajo el nombre de la marca Deliplus, cada caja contiene 60 cápsulas (27,3 g) por un precio de 4,50 euros.

¿Qué es y para qué sirve la espirulina?

La espirulina es un tipo de alga que se utiliza como suplemento nutricional, debido a su excelente fuente de vitaminas, minerales, antioxidantes y proteínas, es considerada, en la actualidad, como un súperalimento debido a sus grandes beneficios para la salud. Aporta potasio, magnesio, calcio, zinc, manganeso, selenio, hierro y fósforo. Además, contiene vitamina E y otros elementos con propiedades antioxidantes, betacaroteno y todas las vitaminas del grupo B. Por otro lado, tiene pigmentos en altas cantidades que podrían tener efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

La espirulina, el 'súper alimento' éxito de ventas de Mercadona Mercadona

Algunos estudios indican que la espirulina puede mejorar el metabolismo de las grasas y de la glucosa, reduciendo la grasa acumulada en el hígado y protegiendo al corazón. Este alga está disponible en Mercadona en cápsulas, pudiendo ser ingerida con un poco de agua, jugos o batidos. 

La espirulina sirve para prevenir y tratar diversas enfermedades como la hipertensión, la dislipidemia, la rinitis alérgica, la anemia, la diabetes y el síndrome metabólico, debido a que es un alga rica en vitaminas y minerales, clorofila, proteínas de alta calidad, ácidos grasos esenciales y en antioxidantes. Además, posee compuestos que son inmunoestimulantes como la inulina y la ficocianina, la cual a demostrado propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antitumorales. Esta alga también podría tener un papel importante para el tratamiento de trastornos neurológicos y de la artritis. 

¿Efectos secundarios?

Ahora bien, la espirulina puede tener también efectos secundarios como estreñimiento, más sed de lo habitual y erupciones en la piel. Igualmente no está recomendado su consumo para personas que tomen medicamentos que puedan incrementar el riesgo de hemorragia; para embarazadas y niños en periodo de lactancia, ni para quien padezca hiperuricemia, hipertiroidismo, fenilcetonuria, o enfermedades del hígado y patologías autoinmunes.