04 de septiembre de 2019
04.09.2019
Tabaco

Sanidad lanza una campaña contra los cigarrillos electrónicos y los vapeadores

El Gobierno cree necesario actualizar la legislación del tabaco ante las nuevas fórmulas de consumo

04.09.2019 | 14:49
Una mujer consume un cigarrillo electrónico.

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha defendido que es necesaria una actualización de la legislación del tabaco para hacer frente a las nuevas formas de consumirlo, como son los cigarrillos electrónicos y los vapeadores, también perjudiciales para la salud.

"Hoy el consumo del tabaco no está centrado en un único tipo de producto. (...) Se requiere una actualización de la normativa que dé respuesta a este nuevo travestismo del consumo del tabaco", ha sostenido este martes la ministra, que ha mostrado su preocupación por el auge que estos productos tienen entre la población más joven.

Carcedo ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación antes de participar en la jornada 'Reducción de daños en tabaco: mitos, verdades y estrategias' que a medida que aparecen nuevas formas de fumar habrá que "dar respuesta con la legislación" para proteger la salud, ya que "estos productos también son un riesgo".

La ministra ha afirmado que el Ministerio lleva un tiempo trabajando, junto a la Organización Mundial de la Salud y la Comisión Europea, para hacer frente y prevenir estas nuevas circunstancias con una legislación adaptada.

Ha incidido en que las nuevas formas de consumir tabaco o nicotina (cigarrillo electrónico, vapeador o pipa de agua) también generan adicción y son peligrosos, a pesar de que la industria los presenta de una manera atractiva que hace pensar, sobre todo a los más jóvenes, que no son perjudiciales.

Este miércoles presentará su primera campaña para alertar precisamente de los riesgos que tiene para la salud el uso de estos nuevos productos.

El objetivo de esta iniciativa, que estará enfocada a la población más joven, será "eliminar falsos mitos y creencias erróneas" y advertir de las consecuencias de consumir estos nuevos formatos.

50.000 muertes prematuras


Carcedo ha reconocido la necesidad de adoptar medidas para que el consumo de tabaco vuelva a mostrar una senda descendente, ya que se detectan repuntes y el tabaquismo es un problema "gravísimo de salud pública" que causa cada año alrededor de 50.000 muertes evitables y prematuras.

La ministra ha recordado que se está registrando un "incremento muy preocupante" del consumo de tabaco entre la población joven y ha destacado que estas nuevas formas de fumar son una vía de entrada a la adicción.

En la jornada 'Reducción de daños en tabaco: mentiras, verdades y estrategias', organizada por la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, ha dicho que la prevalencia del tabaco en España "no está en los índices en los que debería estar" y ha alertado de las fórmulas "superagresivas" de las compañías tabaqueras con los nuevos productos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook