11 de mayo de 2018
11.05.2018

Las razones por las que no deberías beber con pajita

Este producto es muy utilizado, pero puede llegar a ser muy perjudicial

15.05.2018 | 16:05
Las pajitas son utilizadas a todas las edades.
El uso de pajitas está muy extendido. Se utiliza a diferentes edades y por diferentes razones. Aunque lo que muchos no conocen es que resulta muy poco beneficioso ingerir los alimentos utilizando este soporte. 

A continuación, presentamos algunas razones que harán reflexionar sobre si seguir haciendo uso de las pajitas.

Pueden dar hinchazón

Al beber con pajita también se ingiere mucho aire. Por tanto, al beber no te quedas únicamente con el líquido, ya que también obtienes una gran cantidad de aire. Esto puede acabar provocando hinchazón y molestias estomacales.

Pueden salir arrugas

Una de las consecuencias que puede generar el uso de pajitas es que salgan arrugas. Y, es que el realizar ese movimiento de forma repetitiva provocará la aparición de arrugas alrededor de la boca. Es un gesto similar al que realizan los fumadores, y un estudio publicado en el año 2015 por ´Cell Research´ concluyó que la aparición de arrugas es una de las consecuencias de fumar.

Foto: Getty Images

Pueden generar caries

El uso continuado de pajitas puede favorecer la aparición de caries. Si la pajita se dirige de forma frecuente a una sola zona de la boca, lo que acabará generando es que esa parte concreta se desgaste más rápidamente. Además al utilizar pajitas, también se aumentará el riesgo de erosión de los dientes manteniendo el líquido en la boca.

Problema para el medio ambiente

Foto:Getty Images

En Estados Unidos, por ejemplo, se consumen más de 500 millones de pajitas al año. Lo cierto es que grandes cadenas de alimentación reparten pajitas con sus bebidas a pesar de no ser lo más beneficioso. Y es que, al ser de un tamaño tan reducido, la mayoría de personas las tiran al suelo cuando han acabado de utilizarlas, impidiendo así su reciclaje.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook