01 de marzo de 2018
01.03.2018
Tercera edad

Consejos para prevenir caídas en las personas mayores

Este tipo de accidentes puede tener consecuencias graves y reducir la calidad de vida

01.03.2018 | 10:43
Una pareja de anciano sufre una caída.
La salud de las personas mayores se debe medir en términos de función y no de enfermedad pues es aquella la que determina la expectativa de vida, la calidad de vida y los recursos o apoyos que precisará cada población. El objetivo es mantener un nivel de función que permita el mayor grado de autonomía posible en cada caso.

Las caídas representan la segunda causa mundial de muerte por lesiones accidentales o no intencionales. Además, las personas mayores de 65 años son quienes sufren más caídas mortales. Cada año se producen 37,3 millones de caídas cuya gravedad requiere de atención médica. Precisamente, el 75 por ciento de las caídas se producen en personas mayores de 65 años. Así lo alerta la Organización Mundial de la Salud (OMS), al mismo tiempo que advierte de que la edad es uno de los principales factores de riesgo de las caídas. "Los ancianos son quienes corren un mayor riesgo de muerte o de lesión grave por caídas y el riesgo aumenta con la edad.

En una entrevista con Infosalus, la vicepresidenta de la Sociedad Navarra de Geriatría y Gerontólogos, Camino Oslé, subraya la importancia de prevenir las caídas en este segmento de edad por sus consecuencias clínicas y también por la pérdida en la calidad de vida que pueden suponer las mismas.

GETTY IMAGES

Consejos


- Asegúrese de que la casa tiene buena iluminación, de manera que se evite tropezar con objetos que son difíciles de ver. Instale luces nocturnas en el pasillo, hall, dormitorio y cuarto de baño.

- Las alfombras han de estar bien sujetas al suelo o disponer de superficies antideslizantes.

- Los cables de la electricidad no deben estar en el suelo o en zonas de paso.

- Ponga barandillas en el cuarto de baño, para el uso de la bañera, ducha y retrete. Sustituya la bañera por una ducha.

- No utilice escaleras sin barandillas, asegúrese que están bien iluminadas.

- No coloque las cosas ni demasiado altas ni demasiado bajas, que todo esté al alcance de la mano, para de esta manera evitar el uso de escaleras.

- Use zapatos de suela antideslizante y de tacón bajo.

- Evite llevar sandalias y chanclas, para prevenir tropiezos.

- Si no siente seguridad al caminar, use bastón o andador, así aumentará su base de apoyo.

- Antes de levantarse de la cama o de una silla, siéntese unos minutos en el borde antes de ponerse de pie.

- Si nota mareos o disminución de la visión, consulte con su médico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook