30 de junio de 2014
30.06.2014
Fallos en el corazón

La reanimación cardiaca, una cuestión de tiempo

Cada minuto de retraso disminuye un 10% las posibilidades de supervivencia de los pacientes

16.07.2014 | 09:27
La mayoría de emergencias se deben a patologías cardíacas.
Cada minuto de retraso en una reanimación cardiaca disminuye un 10% las posibilidades de supervivencia, según han asegurado expertos con motivo de la instalación de desfibriladores automáticos (DEA) en las unidades móviles de los servicios de Teleasistencia.

El principal motivo de incluir esta herramienta es el hecho de que un porcentaje considerable de las emergencias que se asisten en los hogares se originan por patologías cardiacas o complicaciones de otras enfermedades que provocan fallos en el corazón.

En concreto, la desfibrilación emite un impulso eléctrico directo al corazón que restablece el ritmo cardiaco normal, por lo que es el único tratamiento eficaz para la fibrilación ventricular y el paro cardiaco. Si este procedimiento se aplica al inicio de la secuencia de resucitación, las personas que experimentan un ataque cardíaco tienen más probabilidades de sobrevivir.

Un aspecto importante en cuanto al éxito de la desfibrilación es el tiempo y, por ello, una de las principales ventajas de los servicios de teleasistencia es la "rápida intervención" de sus unidades móviles, posible gracias a la custodia de las llaves de los domicilios de los usuarios, lo que posibilita la entrada a los mismos sin necesidad de forzar la puerta.

La compañía da servicios a personas en situación de dependencia y atiende presencialmente un elevado número de emergencias a través de sus Unidades Móviles de intervención. En concreto durante el año 2013 se auxiliaron más de 2.800 emergencias en el domicilio de los usuarios. Por ello, cada uno de profesionales que asisten a los pacientes en sus hogares debe contar con un equipo completo y cualificado que dé respuesta a cualquier necesidad de atención primaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook