27 de diciembre de 2013
27.12.2013
Tabaquismo

Propósito de Año Nuevo: Dejar de fumar

La entrada del nuevo año nos hace marcarnos nuevos retos, entre ellos el de decirle adiós al tabaco

31.12.2013 | 16:29
Tira a la basura todo aquello relacionado con el tabaco

¿Qué ocurrirá cuándo dejes de fumar?

  • Un día: el dióxido de carbono abandona el cuerpo y los pulmones empiezan a expulsar las mucosidades.
  • Dos días: La nicotina ha desaparecido. El gusto y el olfato mejoran.
  • Tres días: Conseguirás respirar mejor, ya que los bronquios se relajan. Además te sentirás más lleno de energía.
  • De 3 a 9 meses: La tos crónica habrá desparecido.
  • Un año: El riesgo de paro cardíaco se reduce a la mitad.
  • En 10 años: El riesgo de cáncer de pulmón disminuye también a la mitad
La llegada del año nuevo siempre nos hace plantearnos nuevos propósitos, uno de los más planteados es el de dejar de fumar. Si estás convencido de que deseas pasar un 2014 sin humos anota los siguientes consejos:

-Comunica tu decisión a familiares, amigos y compañeros de trabajo. Pídeles que no te hablen del tabaco y te ayuden en los momentos de debilidad que tengas.

- Tira o regala todo aquello relacionado con el tabaco como cigarros, mecheros, ceniceros, etc. ¡Sé sincero contigo mismo y no te dejes nada en ningún bolsillo por si acaso!

-Haz una lista con las ventajas que tiene dejar de fumar y llévala contigo siempre. Apunta cosas como el ahorro económico que supone, no tener que salir a la calle solo a fumar, etc.

-Cambia tus rutinas. Muchas veces se fuma por costumbre, así que intenta cambiar las tuyas. Haz otra ruta diferente para ir al trabajo, come sentado en una silla diferente a la habitual, entra al bar en vez de quedarte en la terraza, etc.

-Alíate con la vida sana. Es el momento perfecto para que empieces, si no lo haces ya, a practicar algún deporte que te guste. También puedes seguir una dieta especial para dejar de fumar, que te ayudará a no engordar durante este proceso y a sentirte mejor alimentado.

-Aunque no quieras llevar una dieta especial, ten a mano siempre tentempiés saludables; palitos de zanahoria, frutas frescas, galletas integrales, etc.

-Intenta evitar las primeras semanas actos sociales y posponlos para más tarde, ya que en muchos de ellos tendrás la tentación de fumar, especialmente si ingieres alcohol, ya que en seguida te hará perder tu fuerza de voluntad. ¡Piensa que el esfuerzo vale la pena!

-Haz una hucha. Semanalmente mete el dinero que te hubieras gastado en tabaco e inviértelo en un capricho. Puede ser en un viaje, pensando a largo plazo o en pequeños detalles que normalmente no compras como una crema cara o unas zapatillas de deporte nuevas.

-¡Ni hables, ni pienses en el tabaco!: No hables del tabaco, si no quieres que forme de parte de tu vida ¿por qué seguir haciéndolo parte de tus conversaciones?. Además, intenta llevar la mente a otro sitio cuando pienses en que necesitas un cigarro. Nunca pienses que no volverás a fumar más, solo conseguirás agobiarte y tener más ganas de fumar, céntrate simplemente en no fumar en ese momento y en pasar ese día sin fumar.

-Si tienes una adicción muy fuerte a tabaco no dudes en visitar al médico. Él te asesora mejor que nadie sobre las ayudas que puedes tomar para reducir la ansiedad de los primeros días.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine