07 de octubre de 2018
07.10.2018

Ford Focus, un auténtico trío de ases

La renovada cuarta generación Focus se presenta bajo un auténtico despliegue de tecnología y una gama que tiene las versiones Vignale, ST-Line y Active como protagonistas

07.10.2018 | 02:45
Ford Focus, un auténtico trío de ases

Ford ha mantenido con el Focus la misma estrategia que con la última generación del Fiesta, proponiendo desde su lanzamiento distintas versiones de su nueva gama compacta para que ésta se adapte a todo tipo de usuarios.

Una innovadora oferta que acaba de llegar al mercado bajo cuatro líneas de equipamiento —Trend, Trend+, Titanium, ST-Line y Vignale— y dos carrocerías; un cinco puertas y un familiar Sportbreak, además de la variante Active de corte crossover cuya incorporación se espera para finales de año.

En materia de dimensiones, en el caso de la carrocería berlina, se presenta 18 mm más larga que la anterior con una longitud total de 4,38 metros que, junto a un aumento de la distancia entre ejes de 53 milímetros, permite más espacio en el interior para pasajeros y equipaje.

Además, el acceso al compartimento de carga es más cómodo, precisando un simple movimiento de patada debajo del paragolpes trasero para abrir el portón manos libres. También se ha simplificado de manera notable el plegado de los asientos traseros, que ahora se caen simplemente tirando de un interruptor en el propio maletero, reforzando la modularidad del espacio de carga.

Más conectado

En lo que a posibilidades de conectividad se refiere, el nuevo Focus presenta la tecnología de módem a bordo FordPass Connect para clientes en Europa, convirtiendo el vehículo en un punto de acceso Wifi móvil con conectividad para hasta 10 dispositivos.

Gracias a la aplicación móvil FordPass, los conductores pueden localizar fácilmente su coche en los aparcamientos de los centros comerciales, comprobar los niveles de combustible, bloquear y desbloquear a distancia su coche, e incluso arrancarlo a distancia. Finalmente cabe destacar que este modelo monta el sistema de comunicaciones y entretenimiento SYNC 3, compatible con Apple CarPlay y Android Auto. A todo ello hay que añadirle el nuevo sistema de sonido B&O Play de 675 vatios con diez altavoces y un subwoofer de 140 milímetros.

En materia de seguridad activa, el nuevo Focus mejora de manera notable las prestaciones de sus antecesores. Como viene sucediendo en sus últimas generaciones, esta nueva edición se convierte desde su lanzamiento en un referente tecnológico en su segmento, sobre todo en lo referente a la asistencia al conductor. Para ello puede equipar dispositivos como el de Control de Crucero Adaptativo, reconocimiento de señales de velocidad, el de centrado de carril o la asistencia Precolisión con Detección de peatones y ciclistas, entro otros.

Asimismo, este Focus es el primer vehículo Ford en Europa en ofrecer una pantalla de las pantallas Head-up Display más brillantes y grandes de cuantas hay disponibles, y que ayuda a los conductores a mantener sus ojos en la carretera proyectando información útil en su campo de visión. El Control de Crucero Adaptativo, ha sido mejorado con la incorporación de las funciones de Stop & Go, Reconocimiento de Señales de Velocidad y de Centrado de Carril.

Asimismo, el Sistema de Iluminación Frontal Adaptativa cuenta con una nueva función anti deslumbramiento de Iluminación de Curva Predictiva y basada en señales, que preajusta los patrones de los faros para ofrecer una mejor iluminación al realizar un seguimiento de los baches en la carretera.

Por último, el Asistente de Estacionamiento Activo 2 opera ahora sobre la selección de marchas, la aceleración y el freno para permitir maniobras totalmente automatizadas con solo pulsar un botón, mientras que el de Maniobra Evasiva, presenta una tecnología pionera en el segmento que ayuda a los conductores a maniobrar para esquivar vehículos parados o que circulan a baja velocidad para evitar colisiones

Gama de motorizaciones

El Focus se lanza con el motor gasolina 1.0 EcoBoost de tres cilindros en tres niveles de potencia: 85, 100 y 125 cv, y el 1.5 EcoBoost de 150 y 182 cv. Todos éstos incluyen un sistema de desconexión de un cilindro cuando no se requiera más potencia, con el fin de reducir el consumo. La oferta diésel se reduce al 1.5 EcoBlue de 95 ó 120 cv y al 2.0 EcoBlue de 150 cv.

También destaca la nueva transmisión automática de ocho velocidades adapta los patrones de cambio de marcha al estilo de conducción, y se controla mediante un ergonómico y elegante dial rotativo de cambio de marcha. Para el año 2020, Ford reforzará la gama con una opción de motorización equipada con la tecnología de apoyo eléctrico «mild-hybrid».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook