09 de septiembre de 2018
09.09.2018
La prueba

Mitsubishi Eclipse Cross, estilo coupé

09.09.2018 | 02:45
Mitsubishi Eclipse Cross, estilo coupé

Cuando Mitsubishi mostró el XR PHEV II Concept en el Salón de Ginebra, nunca pensamos que llegase a convertirse en un modelo de producción por sus arriesgado diseño. Pero el tiempo ha dado la razón a la marca de los tres diamantes, puesto que el Eclipse Cross es un calco del atractivo prototipo.

Si bien, el frontal todavía conserva los rasgos típicos de un todocamino por su envergadura y robustez, la silueta lateral y la zona trasera se desmarcan por completo de lo que se suele ver en el segmento SUV. Destaca especialmente la forma de su cintura, que acentúa la sensación de movimiento característica de los coches con carrocería coupé, enfatizado a su vez por el acusado ángulo de la ventana posterior, las proporciones de su voladizo o los anchos paragolpes.

La zaga, por su parte, se distingue por la fuerte presencia de unas ópticas situadas a una altura inusual sobre la moldura que divide horizontalmente la luna trasera. Cuando se iluminan todos los elementos, incluida la luz de freno, se forma una sola barra de luz que desciende hacia los laterales y confieren al conjunto modernidad, además de una percepción visual de robustez y de estabilidad, además el limpiaparabrisas trasero escondido debajo del spoiler del techo no interfiere con la visibilidad trasera ni estropea el diseño.

Amplio y moderno interior

Pese a sus dimensiones compactas, el Eclipse Cross propone a sus ocupantes un entorno amplio y espacioso. Ello es consecuencia de una generosa distancia entre ejes de 2.670 mm y de una anchura total de 1.805 mm, con una longitud total de apenas 4,4 metros. El maletero tiene una capacidad máxima de 485 litros en las versiones con tracción delantera y de 466 en las de tracción total.

Más allá del espacio, Mitsubishi ha querido ofrecer una calidad de vida a bordo excepcional en este modelo, comenzando por ofrecer unos materiales de gran calidad en todo el interior. El salpicadero o los paneles de las puertas están recubiertos de un material suave con una textura que recuerda a la del cuero, mientras que la tapicería de cuero auténtico luce llamativos pespuntes. Para reforzar el efecto artesanal, el cuadro de instrumentos, el volante, la consola central y los paneles de las puertas tienen notas de carbono y negro piano, mientras que los embellecedores plateados de alta calidad enmarcan la parte inferior del salpicadero, la consola central, los reposabrazos de las puertas delanteras o las ranuras de ventilación.

Otro eje en el que se basa la calidad de vida a bordo es el de la tecnología, con infinidad ed sistemas de infoentretenimiento y conectividad. 1. Para empezar, la amplia consola central que divide en dos el compartimento delantero alberga el ´TouchPad Controller´ de Mitsubishi Motors, una nueva interfaz que ofrece un manejo muy intuitivo. El TouchPad Controller puede operar funciones de sonido como radio o iPod, así como Apple CarPlay. En la parte superior del salpicadero, el Eclipse Cross presenta un sistema ´Smartphone link Display Audio´ o ´SDA´ de MMC, accesible desde una pantalla táctil de 7´´.

Viajar es un placer

Si algo nos gusto de la parte técnica del Eclipse Cross es su confort. La combinación de un motor equilibrado y un chasis bien ajustado da como resultado un coche en el que es un auténtico placer devorar kilómetros.

El nuevo SUV de Mitsubishi está disponible por el momento con un único motor gasolina turboalimentado de 1.5 litros de que entrega 163 cv, acoplado a una caja de cambios que puede ser manual de seis velocidades o automática CVT /variador continuo). En este último caso se puede optar además por una tracción total inteligente, que es exactamente la versión que tuvimos para la prueba.

El motor no destaca especialmente por su entrega de potencia ni por su bajo consumo, cuando se le exige, pero sí es notable en cambio su suavidad y agradable funcionamiento en ritmos normales. Todo ello está motivado en gran parte por la caja de cambios CVT, que trabaja mucho menos a régimenes bajos y medios que a altas revoluciones.

Lo que nos pareció sobresaliente es la capacidad de tracción de este modelo, herencia de la tradición todoterreno de la marca japoensa. El secreto de esta efectividad es sistema Super-All Wheel Control exclusivo de Mitsubishi, y que distribuye el par hacia el tren trasero en la medida que es necesario según las condiciones de la conducción. Además, incorpora, entre otras funciones, el control activo del desvío de la dirección, o control activo de deriva, con lo que consigue gestionar la aportación de par y la fuerza de frenado en cada rueda trasera por separado con el fin de ayudar al vehículo a comportarse de la forma que el conductor desea; para ello usa información sobre el ángulo de la dirección, el índice de desvío de ésta, el par de la transmisión, la fuerza de frenado y la velocidad de la rueda para determinar con precisión lo que debe hacer el conductor y el comportamiento del vehículo.

El S-AWC ofrece tres modos de conducción. En circunstancias normales, el sistema 4WD utiliza el modo ´Auto´ para gestionar la alimentación del par y conseguir el máximo ahorro de combustible; si encuentra una superficie con fricción reducida o condiciones similares, automáticamente asigna más par a las ruedas traseras para mejorar la estabilidad del vehículo. El modo ´Nieve´ es para superficies nevadas y otras superficies resbaladizas. El modo ´Gravilla´ proporciona prestaciones completas 4WD en terrenos difíciles, carreteras en mal estado o para circular sobre nieve o barro. Una capacidad todoterreno como la que brinda este complejo sistema de tracción inteligente, se acompaña además de una amortiguación perfectamente calibrada: los amortiguadores delanteros y traseros del Eclipse Cross utilizan válvulas de comprobación de respuesta rápida para mejorar la amortiguación, y un diseño de muelle de rebote que refuerza la estabilidad de manera eficaz. Esto mejora la conducción en línea reta y aporta una sensación de guiado más directa, a la vez que resulta tremendamente efectiva cuando se abandona el asfalto y se conduce por zonas comprometidas.

Seguridad garantizada

Otro aspecto a destacar del Eclipse Cross es que viene totalmente equipado con la última tecnología de seguridad inteligente de Mitsubishi. Siguiendo el planteamiento de utilizar varios tipos de sensores para controlar todo el perímetro del automóvil, estos sistemas predicen situaciones que puedan desembocar en un accidente y ayudan al conductor a evitarlas. Entre ellos destacan tecnologías como: sistema de mitigación de colisión frontal, sistema de alerta de salida de carril, sistema de detección de ángulo muerto y sistema de alerta de tráfico trasero, control de velocidad de crucero adaptativo, sistema de mitigación de aceleración no intencionada, o cámara de visión 360 grados, entre otros muchos elementos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook