08 de septiembre de 2018
08.09.2018

Infiniti QX30, carácter crossover

La firma de lujo japonesa traslada todo el enfoque todoterreno de su catálogo QX a su gama compacta con el QX30

08.09.2018 | 02:45
Paragolpes, faldones laterales o la mayor altura libre al suelo caracterizan al QX30.

El lanzamiento del Q30 supuso el inicio de una nueva era para Infiniti en el mercado europeo, al proponer una atractiva alternativa en el mercado de los compactos de corte premium. Una apuesta que la marca de lujo japonesa reforzaba poco después con la presentación de una nueva variante para su catálogo todoterreno denominada QX30.

Se trata de la versión off-road del Q30 original de la que difiere en aspectos como su mayor distancia libre al suelo —20 centímetros—, un equipamiento exterior más acorde con sus pretensiones para circular fuera del asfalto y el equipamiento de serie de un sistema de tracción a las cuatro ruedas.

Genes europeos

El nuevo QX30 se fabrica en las renovadas instalaciones de Sunderland, en el Reino Unido. Para ello, este centro de producción ha contado con un desarrollo específico, conscientes de la importancia que tiene el segmento de los vehículos compactos de corte premium en el mercado continental. Las proporcionadas dimensiones del QX30 apenas difieren en longitud del Q30 con un total de 4,43 metros, aunque la altura aumenta hasta los 1,52 metros dado su evidente enfoque todoterreno. Asimismo, la distancia al suelo, más elevada, facilita la entrada y salida del vehículo a la vez que le proporciona la soltura necesaria para circular por todo tipo de pistas de tierra. Para ello cuenta con un espacio de 20,2 cm, el mayor entre los coches de su categoría.

A nivel estético, el QX30 juega con la baza de su exclusivo diseño. Un factor que se ha convertido en la verdadera seña de identidad de la marca en cada una de sus líneas de producto. En este sentido cuenta con detalles específicos como los pasos de rueda y faldones laterales acabados en negro, los sobredimensionados paragolpes equipados con protecciones en color plata, las barras portaequipajes de techo, los retrovisores exteriores negros o sus llantas de 18 pulgadas.

Un motor, dos terminaciones

La gama del QX30 cuenta en el mercado español con dos alternativas de motorizaciones. Por un lado la diésel 2.2.d de 170 cv, para la que la marca marca anuncia valores más que interesantes tanto en prestaciones (215 km/h de velocidad máxima y 8,5 segundos para acelerar de CO2 a 100 km/h), como en gasto de combustible y emisiones de CO2 (4,9 litros cada 100km y 128gr/km). También está disponible en la variante de gasolina 2.0 T de 211 cv, con un consumo medio de 6,7 litros.

Ambos propulsores van siempre ligados al cambio automático de doble embrague de 7 relaciones y a la tracción total inteligente AWD de Infiniti. Este sistema puede transmitir hasta el 50% de la potencia del motor y del par al eje trasero para preservar la tracción en superficies resbaladizas y en condiciones meteorológicas adversas. Asimismo, el QX30 dispone de los niveles de acabado Premium y Premium Tech, con precios que parten desde los 33.900 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook